Publicado en Destacado, NACIONAL.

En Guanajuato hay más de 130 mujeres desaparecidas; 108 se extraviaron este año y al menos 14 en los últimos 30 días.

En Guanajuato hay más de 130 mujeres desaparecidas; 108 se extraviaron este año y al menos 14 en los últimos 30 días, de acuerdo con las fichas de búsqueda publicadas en la página de la Fiscalía General del Estado; como en otros casos y en otros estados, las familias se organizaron para buscarlas.

Abril tenía 21 años cuando desapareció, el 7 de abril. Salió de su casa en San Luis Potosí y tomó camino hacía Celaya, Guanajuato;  durante un mes trabajó en una tienda de telas de esa ciudad, en la que le pagaban 2 mil 500 pesos a la semana. En casa dejó a su hija y a sus padres, quienes cuentan que la última noticia de ella la recibieron en un mensaje de WhatsApp.

“Cada que les escribo se me hace un nudo en la garganta y no sé qué decirles y empiezo a llorar, por eso no te mando audio, porque no quiero que me escuches llorar, pero sabes papi no hay un día que no piense en ustedes, no sabes lo mucho que los amo”, leyó la madre de Abril, del mensaje que su hija le envió.

Días antes de su desaparición, la joven visitó a su familia. Les prometió que el 10 de mayo volvería para quedarse.

“Si tienes una persona finada la tienes en el panteón y vas y le rezas en el panteón, pero cuando está desaparecida no sabes si está bien, si está mal, si está pasando hambre, si tiene frío”, comentó la madre de Abril, joven desaparecida en Celaya.

Desde la desaparición de Abril, su madre viaja cada mes a Guanajuato; asegura que los avances en la búsqueda por parte de las autoridades están llenos de irregularidades y revictimización.

“Me dicen que tenía que estar consciente de que allá, en Guanajuato, la vida no vale nada y que es difícil. Cuando suben al Protocolo Alba la foto de mi hija, no ponen señas particulares…Dicen que andaba descalza, que traía un short de mezclilla”, comentó la madre de Abril.

En este proceso descubrió que su caso se replica en cientos, y que las desapariciones de mujeres han sido tantas que inclusive los grupos de búsqueda independientes ya también se concentran en mujeres, como el colectivo “Una Promesa por Cumplir”.

“Ella ha sido de las desapariciones más recientes en el municipio de Celaya”, señaló Nailea Carreño.

“En el colectivo encuentro respaldo, me cobijan, me orientan, me asesoran, empiezo a conocer la ley de de víctimas, ellos empiezan a buscar a mi hija”, indicó la madre de Abril, joven desaparecida en Celaya.

Hay al menos 15 colectivos de búsqueda en Guanajuato. Cada uno integrado por hasta 40 familias. A diario padres, hermanos y amigos se organizan para ir en busca de sus seres queridos.

Cuando trabajan para hacer una fosa se combina la tierra igual con la varilla trabajamos para ver, la metemos y ya la sacamos, se huele, a veces cuando es osamenta pues ya huele como a gas, pero ya no tiene mucho olor, cuando es un cuerpo reciente huele como a putrefacción, dijo Nailea Carreño, representante del colectivo “Una promesa por cumplir”.

La búsqueda de mujeres, dicen, es más compleja; las familias tienen que lidiar con el machismo.

“Por el simple hecho de que son mujeres se fueron con fulano, se fueron con sutano”, apuntó Leticia Almaza, madre de joven desaparecida.

Nailea creó un grupo de búsqueda en marzo; según su propia voz, se “hartó” de “la pasividad” de las autoridades estatales y decidió salir a buscar a su hermana Sharon Carreño, quien desapareció junto a su esposo y una amiga el 21 de julio de 2020.

“Vamos a seguir buscando, no solo a las mujeres, sino también a los hombres, niños, niñas”, apuntó Nailea Carreño, presidenta del colectivo “Una promesa por cumplir”.

En Guanajuato, según datos de del Registro Nacional de Personas desaparecidas y no localizadas. En los últimos 10 años al menos 400 mujeres han sido víctimas de desaparición

Celaya encabeza la lista de mujeres desaparecidas en Guanajuato, con 59, seguido de Irapuato, León y Salamanca.

“Son heridas que están abiertas todos los días; la justicia es ciega sorda y muda para las personas pobres como yo. Abril, todos los días te escribo como si me fueras a leer, te espero hija como si fueras a regresar, te amo mucho y esperamos que estés bien”, dijo la madre de Abril.

 

 

 

Con información de Abraham Reza y Adrián Tinoco.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.