Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

Las autoridades locales no han confirmado casos de la nueva variante, pero existen temores tras la confirmación el martes de dos contagios en Brasil, los primeros informados en América Latina.

Paraguay redujo el intervalo entre la segunda dosis de la vacuna contra el Covid-19 y la dosis de refuerzo a cuatro meses en lugar de seis, como medida de prevención por la variante ómicron, informó el jueves el ministerio de Salud Pública.

Las autoridades locales no han confirmado casos de la nueva variante, pero existen temores tras la confirmación el martes de dos contagios en la vecina Brasil, los primeros informados en América Latina.

“El PAI (Programa Ampliado de Inmunizaciones) ya tomó la decisión de tener como intervalo entre la segunda dosis y la de refuerzo entre cuatro y seis meses. Al cumplir los cuatro meses, ya se puede hacer la dosis de refuerzo”, dijo a periodistas el viceministro de Atención Integral a la Salud, Hernán Martínez.

“La aplicación de esta dosis de refuerzo se acelera por el hecho de que aparece esta nueva variante, aunque nosotros no tenemos circulación“, agregó.

Martínez informó que el ministerio está analizando con especial atención los casos en Ciudad del Este, en la frontera con la brasileña Foz do Iguaçu, donde reside una persona que viajaba en el mismo avión de la pareja que dio positivo en Brasil.

Paraguay, que tiene 7 millones de habitantes, ha vacunado a casi un 60 por ciento de la población mayor de 12 años con al menos una dosis y a un 47 por ciento con dos dosis, según el ministerio de Salud. Desde el inicio de la pandemia registra casi medio millón de casos y más de 16 mil muertes por Covid.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *