Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

Un nuevo tratamiento en forma de chicle, fue desarrollado por científicos estadounidenses, para ayudar a evitar que el COVID-19 se siga esparciendo y que los pacientes desarrollen síntomas de gravedad.

Investigadores de la Universidad de Pensilvania fueron los encargados de crear este novedoso concepto, el cual reduce el volumen de virus en la boca, el sitio principal de la replicación viral del SARS-CoV-2, mejor conocido por provocar la enfermedad de COVID-19.

Henry Daniell y su equipo de investigadores de la Universidad de Pensilvania, Estados Unidos, realizaron un estudio para crear un chicle con la porteína ACE2, conocida entre el gremio por ser la que permite la entrada de la enfermedad al sistema inmunitario.

«Las muestras de saliva de COVID-19 mostraron una actividad ACE2 baja o indetectable en comparación con individuos sanos, lo que confirma una mayor susceptibilidad de los pacientes infectados a la entrada viral», destaca la publicación.

Según datos publicados en la revista Cell, este producto inhibió de forma eficaz en un 95 por ciento la carga viral en la saliva.

Los resultados se obtuvieron tras analizar las muestras de saliva de 10 personas contagiadas de COVID-19 y 10 sanas.

Uno de los puntos a resaltar de esta investigación, según los científicos es que «masticar chicle con proteínas que atrapan el virus ofrece una estrategia asequible general para proteger a los pacientes de la mayoría de las reinfecciones de virus orales mediante la reducción del volumen o la reducción al mínimo de la transmisión a otros».

La goma de mascar se desarrolló con  material vegetal de grado clínico para cumplir con los requisitos de la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA, por sus siglas en inglés)

 

Fuente: Milenio/Foto: Pexels/atf

Tags: coronavirus, COVID-19, chicle

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.