Publicado en Destacado, NACIONAL.

Cinco delincuentes ingresaron a una empresa, desnudaron a los empleados y una vez que llegó la policía lograron engañarla asegurando que se trataba de una falsa alarma, al grado de que uno de los ladrones se tomó una foto con un uniformado para luego escapar de la escena, en un auto con reporte de robo, con el botín sin que nadie pudiera detenerlos.

Por si fuera poco, los ladrones regresaron y obligaron a los empleados a quitarse los pantalones y los zapatos para después meterlos en una bodega para que no pudieran perseguirlos o denunciar el robo.

Posteriormente llegó el gerente de la empresa de básculas acompañado de la policía y de elementos ministeriales quienes tomaron declaración a los empleados.

Cabe destacar que en redes sociales se difundieron imágenes de los ladrones y las autoridades investigan una posible complicidad entre la policía y los delincuentes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *