Publicado en Destacado, INTERNACIONAL, NACIONAL.

Autoridades de Estados Unidos han registrado un fuerte aumento de mexicanos queriendo migrar, incluso de comunidades indígenas en Chiapas.

Las historias de migrantes mexicanos que han intentado, a veces con éxito, otras no, cruzar a los Estados Unidos continúan. Las cifras de detenciones del gobierno estadounidense indican un fuerte aumento de mexicanos queriendo migrar, incluso de comunidades que no lo solían hacer, como los pueblos indígenas en Chiapas.

La razones que dan: Crisis económica provocada por la pandemia y la desaparición de programas federales de apoyo.

“Corre peligro nuestra vida también en cruzar, porque no sólo es la migra, hay otros también que nos tapan el camino”, dijo Gonzalo, migrante de San Juan Cancuc, Chiapas.

“Por poco nos iban a matar, nos soltaron unos balazos, lo bueno que no pasó nada ahí”, expuso Javier, migrante.

“Ahora sí que estamos arriesgando la vida; si Dios decide que quedamos en el desierto pues ahí vamos a quedar, ya no vamos a regresar con la familia”, destacó Juan Guzmán, migrante.

Gonzalo, Javier y Juan aseguran que fueron agredidos a tiros por hombres armados durante su intento de cruzar a los Estados Unidos por playas de Tijuana.

Viajaron 3 mil 700 kilómetros desde su tierra de origen, San Juan Cancuc, Chiapas; emigraron por la pobreza que, dicen, se agravó a raíz de la pandemia.

“No hay mucho trabajo donde estamos nosotros, hay trabajo pero mal pagado, también que no nos alcanza para sostener a  nuestra familia”, expuso Gonzalo, migrante de San Juan Cancuc.

Después de cuatro intentos fallidos más, finalmente decidieron volver a Chiapas.

“Ya no quisimos intentar de nuevo, ya estuvimos cansados, estábamos agüitados”, compartió Juan Guzmán.

Juan de 28 años de edad, cuenta que hace cuatro años destinó todos sus ahorros para comprar dos ponis en los que tomaba fotografías en las ferias de los pueblos. Por noche ganaba más de mil pesos. Ahora, asegura que hay días en los que vuelve a casa con 10 pesos de ganancia.

“Ya no tuve otro trabajo que hacer más que trabajar de mototaxi; el tramo de aquí a arribita, llegas al centro 5 pesos el pasaje y cargas a unas personas de 5 pesos y si ya no encuentras nada de regreso con 5 pesos nomás vas a regresar”, apuntó Juan Guzmán, migrante de San Juan Cancuc.

La falta de recursos en su comunidad, dice, lo orillaron a migrar a los Estados Unidos y aunque no lo consiguió, espera intentarlo nuevamente en diciembre.

“Ahora que yo estoy aquí no estoy conforme, ahora sí que mi idea es llegar allá”, indicó Juan Guzmán, migrante de San Juan Cancuc.

Sólo de enero a septiembre de este año, los  migrantes chiapanecos deportados desde Estados Unidos superó la cifra de deportados durante todo el 2020.

“Anteriormente salen muy poco la gente, pero ahorita casi la mayoría, ya aumentó el volumen, la gente que sale a otros lugares, por qué, porque la necesidad está aumentando”, dijo Antonio Gómez, regidor de San Juan Cancuc, Chiapas.

San Juan Cancuc, Chiapas, es uno de los 10 municipios más pobres de México, donde la mayoría de las familias no cuentan con el ingreso mínimo de 39 pesos diarios.

En este municipio 39% de sus habitantes tienen rezago educativo y 89% de su población carece de servicios básicos de vivienda.

“Así son nuestras casas aquí en San Juan Cancuc como está, ya se cae, ya no sirve la madera, las paredes, cuando llueve mucho entra la lluvia, mi lamina ya no sirven, como lo miran adentro así duermo con mis 4 hijos en el piso”, apuntó Juana Ruiz, habitante de San Juan Cancuc.

Lorenzo de 50 años de edad era beneficiario del programa Procafé del Gobierno Federal, con el que dice, mantenía su cafetal, sin embargo, en 2019 dicho programa desapareció y asegura, no pudo inscribirse al nuevo programa de Producción para el Bienestar por tener menos de una hectárea de cultivo, ahora planea migrar a los estados unidos el próximo año.

“Ahorita no tengo dinero para comprar los fertilizantes, ahorita ya no hay apoyo como antes, antes había apoyo de café y ahorita ya no”, dijo Lorenzo López, habitante de San Juan Cancuc, Chiapas.

 

 

Con información de Víctor Valles-Mata y Adrián Tinoco.

LLH

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *