Publicado en Destacado, INTERNACIONAL, socieda-espectaculos.

La reina Isabel II mantuvo una audiencia cara a cara con el general Nick Carter, el jefe del personal de Defensa británico, en su residencia del castillo de Windsor.

La reina Isabel II mantuvo una audiencia cara a cara con el general Nick Carter, el jefe del personal de Defensa británico, en su residencia del castillo de Windsor, parte de sus primeros compromisos en persona tras no haber asistido el pasado domingo al homenaje a los caídos en combate.

La soberana, ataviada con un vestido en tonos verdes, naranjas y adornos florales y luciendo un collar de perlas, fue fotografiada, sonriente, dando la bienvenida y charlando con el militar en una de las salas del castillo.

Esa audiencia, que el palacio de Buckingham confirmó mediante un comunicado, se produce tres días después de que la monarca, de 95 años, se perdiera el acto en recuerdo de los caídos en combate -el llamado Domingo del Recuerdo– que se celebró en el Cenotafio, a consecuencia de un problema en la espalda.

La salud de la reina ha sido motivo de alarma durante el último mes, al haber cancelado compromisos relevantes de su agenda, como su asistencia a la cumbre del clima COP26 en Glasgow (Escocia), o una visita a Irlanda del Norte de dos días.

El pasado 20 de octubre la soberana tuvo que permanecer ingresada una noche en un hospital de Londres para ser sometida a pruebas preliminares y los médicos le recomendaron que guardara reposo.

 

 

Con información de EFE.

LLH

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *