Publicado en Destacado, NACIONAL.

En Juventino Rosas, Guanajuato, están encontrando cuerpos de víctimas del Cartel de Santa Rosa de Lima a más de 125 metros de profundidad.

En el municipio de Juventino Rosas, Guanajuato, colectivos de búsqueda comenzaron a detectar cuerpos que los criminales del Cártel de Santa Rosa de Lima intentaron desaparecer arrojándolos a pozos de agua de riego.

“Este es un pozo; aquí los malandros los utilizan para aventar cuerpos ya hemos descubierto varios pozos que contienen cuerpos”, dijo un integrante del colectivo de Búsqueda Luz y Justicia en Juventino Rosas.

En Juventino Rosas, Guanajuato, están encontrando cuerpos a más de 125 metros de profundidad. Integrantes del colectivo de búsqueda de personas desaparecidas descubrieron que el Cártel de Santa Rosa de Lima se deshace de sus víctimas arrojándolos por los angostos pozos de agua de riego.

“Les ponen aceite, aceite para que resbalen; de hecho muchas tapaderas de aceite de casa en promedio tienen más o menos una profundidad de unos 150 metros”, explicó el integrante del colectivo de Búsqueda Luz y Justicia en Juventino Rosas.

El primer pozo con cuerpos fue encontrado en abril pasado en la comunidad de San José de las Pilas, de ahí rescataron los restos de tres personas. El segundo y tercer pozos fueron hallados el pasado 7 de octubre en la comunidad La Purísima; de uno sacaron los restos de seis personas y de otro, los restos de al menos cuatro más.

“Cuando sacamos pedazo por pedazo, con la esperanza de que sea uno de nuestros familiares nunca me imagine buscar a mis hijos así y más en un pozo de agua. ¿Cómo los íbamos a sacar de ahí, cómo? y los han estado sacando pedacito por pedacito”, dijo la madre de dos hijos desaparecidos en Juventino Rosas.

Rescatar cuerpos a esa profundidad y en un diámetro tan reducido es una labor muy complicada, por eso los familiares con seres queridos desaparecidos le pidieron ayuda a la Comisión Estatal de Búsqueda consiguieron un cable de acero de más de 150 metros de largo, le colocaron un gancho en la punta, lo deslizaron y ya en la profundidad engancharon los restos y los sacaron.

“Ya ahorita utilizan una polea pero al principio se jalan al pulso, entre varias personas hacíamos trabajo como de unas 30 personas para sacar un solo cuerpo”, comentó un integrante colectivo de Búsqueda Luz y Justicia en Juventino Rosas, Guanajuato.

Después de sacar los cuerpos, los integrantes del colectivo de búsqueda realizan oración y antes de sellar los pozos les arrojan agua bendita.

“Para que esta gente no los vuelva a utilizar nosotros los sellamos con piedras y en ocasiones con cemento ya nos ha pasado que han sacado cuerpos y vuelven a utilizar el mismo pozo para ingresar cuerpos”, señaló un integrante del colectivo Búsqueda Luz y Justicia.

Según un estudio de la UNAM, existen más de 1,100 pozos en la región sureste del Bajío guanajuatense conformada por los municipios de Villagrán y Juventino Rosas; ambos, considerados bastiones del grupo criminal fundado por José Antonio Yépez Ortiz, “El Marro”.

“De hecho nos llegó un estudio por medio de la UNAM al colectivo, el agua está muy contaminada pero mientras no encontremos esos cuerpos y no los saquemos va a estar igual”, dijo un integrante del colectivo de Búsqueda Luz y Justicia, en Juventino Rosas.

El estudio resalta que para el año 2019 el contenido de Nitrato, No3, incrementó en toda la región superando el valor máximo permitido por la Organización Mundial de la Salud. Estos datos alertaron al colectivo de búsqueda quienes han enfocado sus esfuerzos para identificar más pozos con restos de personas desaparecidas en Juventino Rosas donde, desde el mes pasado, la policía estatal se hizo cargo de la seguridad, ya que despidieron a todos los policías municipales por sus presuntos nexos con el Cártel de Santa Rosa de Lima.

“Una vez que entramos ya con la policía estatal a tomar el mando único asociaciones de buscadoras de sus familiares e inmediatamente me interpelaron; esto a nosotros nos manda el mensaje que la policía que estaba ahí ni siquiera permitía la búsqueda de personas”, destacó Alvar Cabeza de Vaca, secretario de Seguridad Pública de Guanajuato.

“No me toca juzgar a estas personas, pero sí hay referencias de que los levantó la policía, no se registró su detención, y que no se sabe el paradero de algunas personas que de esta forma desaparecieron”, señaló Fernando Gasca, presidente municipal de Juventino Rosas.

“Nosotros no buscamos culpables, nosotros no buscamos quién lo hizo, quién se los llevó, nosotros solo los buscamos solo a ellos”, dijo una madre de hijos desaparecidos en Juventino Rosas, Guanajuato.

 

Con información de Marco Antonio Coronel y Adrián Tinoco.

LLH

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *