Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

Un abrazo de oso de su papá le salvó la vida a una menor justo al desplomarse el avión en que el que ambos viajaban y no hubo más sobrevivientes, en Michigan, Estados Unidos.

Laney Perdue, de once años de edad, afirma que fue el abrazo de su padre lo que le salvó de morir luego de que el avión en el que viajaban se desplomó y fue la única sobreviviente del trágico accidente aéreo ocurrido en Beaver Island el pasado sábado, en el aeropuerto Welke.

Todos demás pasajeros murieron, incluido el padre de Laney, mientras que gracias a su abrazo de oso antes de morir, su hija resultó con heridas graves y fue hospitalizada en Grand Rapids, Michigan, pero afortunadamente ya es reportada como estable.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *