Publicado en Destacado, NACIONAL.

 

CIUDAD DE MÉXICO (apro).-El secuestro de dos integrantes de la Marina-Armada de México (Semar) ocurrido el pasado lunes a las afueras de un centro comercial ubicado en el municipio de Zapopan, Jalisco, sí está vinculado con el operativo del Ejército Mexicano en el que fue detenida Rosalinda González Valencia, esposa de Nemesio Oseguera Cervantes, «El Mencho», líder del Cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG).
Un seguimiento de inteligencia naval ubicó a Christian Fernando Gutiérrez Ochoa, novio o pareja sentimental Laisha Laisha Michelle Oseguera González, una de las hijas Nemesio Oseguera, en la tienda Walmart de Zapopan en la que un capitán de navío de la Octava Zona Naval de Puerto Vallarta bajó a comprar algunos artículos.
De acuerdo con reportes de inteligencia de la Marina, Christian Fernando estaba también en el Walmart cuando se dio el secuestro del personal de la Semar.
Sus acompañantes se percataron de la presencia de elementos de la Marina y luego de ubicar en el estacionamiento al Cabo Conductor y a una Segunda Maestre de Infantería, los secuestraron y se llevaron el vehículo en el que esperaban al capitán.
Los datos de inteligencia naval indican que Christian Fernando Gutiérrez y Laisha Michelle Oseguera serían responsables intelectuales de la desaparición de los dos marinos, a quienes confundieron con personal operativo encargado de darle seguimiento al CJNG.
Las víctimas son un Cabo Conductor y una Segunda Maestre de Infantería de Marina, ambos pertenecientes a la Octava Zona Naval de Puerto Vallarta, Jalisco. De acuerdo con informes policiales del C4 de Jalisco, el plagio de los marinos ocurrió en las calles de Santa Margarita y Aviación, Colonia San Juan de Ocotán en Zapopan, en donde minutos antes de las 11 de la noche del lunes ocurrió un choque vehicular.
Una de las personas afectadas relataba a la policía lo ocurrido, cuando un Capitán de Navío se les acercó para denunciar la desaparición de sus dos compañeros, con quienes viajaba en una camioneta Jeep y a quienes pidió esperar en el auto mientras bajaba a comprar algo a una tienda.
Aunque en un principio la Marina negó cualquier relación entre el plagio de sus dos elementos como represalia a la detención de Rosalinda González, finalmente los datos de inteligencia naval reconocen que Christian Gutiérrez y Laisha Michelle Oseguera González “se asumen como los actores intelectuales de la desaparición de los dos marinos”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *