Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

IBM anunció que ha diseñado un nuevo chip electrónico de tecnología cuántica que según sus ejecutivos permitirá que los sistemas cuánticos establezcan su dominio frente a las computadoras clásicas en algunas tareas dentro de los próximos dos años.

IBM explicó que su chip de computación «Eagle» tiene 127 «qubits», que pueden procesar información en sistema cuántico. Las computadoras clásicas funcionan usando «bits» que deben emplear un 1 o un 0, pero los «qubits» pueden utilizar un 1 y un 0 simultáneamente.

Ese hecho podría algún día hacer que las computadoras cuánticas sean mucho más rápidas que sus contrapartes clásicas, si bien los «qubits» son extremadamente difíciles de desarrollar y requieren enormes refrigeradores criogénicos para funcionar de manera correcta.

Visto en la pantalla de un dispositivo en Sausalito, California, el CEO de Facebook, Mark Zuckerberg, anuncia el nuevo nombre de la compañía, Meta, durante un evento virtual, el 28 de octubre de 2021.

Mientras que el último chip de Apple Inc, el M1 Max, tiene 57.000 millones de transistores, un nivel aproximado de bits, IBM dice que su nuevo chip Eagle es el primero en contar con más de 100 «qubits».

IBM dijo que las nuevas técnicas que aprendió en el desarrollo del chip, que se fabrica en sus instalaciones en el estado de Nueva York, eventualmente producirán más «qubits» cuando se combinen con otros avances en los sistemas de control y refrigeración de computadores cuánticos.

La compañía dijo el lunes que planea un desarrollar un chip «Osprey» en 2022 con 433 «qubits» y un chip «Condor» de 1.121 «qubits».

Actualmente, la compañía estadounidense dice que está cerca de lo que se denomina «ventaja cuántica», el punto en el que las computadoras cuánticas pueden vencer a los computadores clásicos.

Dario Gil, vicepresidente senior de IBM y jefe de su división de desarrollo, dijo que eso no significa que las computadoras cuánticas superarán a sus pares tradicionales casi simultáneamente.

Lo que IBM imagina es un mundo en el que algunos segmentos de una aplicación informática se ejecuten en chips tradicionales y otros en chips cuánticos, según lo que funcione mejor para cada tarea.

«Creemos que podremos lograr una evidencia de ventaja cuántica, algo que puede tener un valor práctico, en los próximos años. Esa es nuestra ambición», dijo Gil.

 

 

FuenteVOA/foto:Twitter/doh

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *