Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

Ante la pandemia de COVID-19, hay cientos de estudios que buscan terminar con este virus que ha arrebatado la vida de millones de personas.

Por ahora, las vacunas contra la enfermedad son la opción para evitar que los contagios deriven en muertes. No obstante, se busca que haya otras opciones, una de ellas es la que busca la empresa Oxfordshire de Inglaterra, quien en breve comenzará los ensayos clínicos de una vacunad de segunda generación contra el COVID-19.

Se espera que dicha vacuna se administre mediante un parche cutáneo, la cual usará células T para erradicar las células infectadas.

Según lo informado recientemente, el nuevo compuesto podría incluso ofrecer inmunidad mucho más duradera que las vacunas actuales.

Además de que estas células buscarán eliminar las células infectadas por el COVID-19, lo que ayudará a prever la replicación viral y por ende la enfermedad.

Se sabe que el compuesto de las células T también las contienen actualmente las vacunas convencionales contra el COVID-19; sin embargo, están en menor medida.

De acuerdo con The Guardian. Emergex recibió la autorización para realizar sus estudios en humanos en Lausana en donde participarán 26 personas a partir del 3 de enero. Los resultados se prevén para el mes de junio de 2022.

El director comercial de la empresa Robin Cohen, señaló:

“Ésta es la primera vez que un regulador ha aprobado una vacuna covid para entrar en ensayos clínicos cuyo único propósito es generar una respuesta de células T dirigida en ausencia de una respuesta de anticuerpos».

 

Fuente:Milenio/Foto:Archivo/JAC

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *