Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

Luego de que cientos de migrantes llegaran a la frontera con Bielorrusia, Polonia pidió ayuda a la UE para lidiar con el incremento de personas en la frontera.

Mateusz Morawiecki, primer ministro de Polonia, declaró que la OTAN debe tomar “medidas concretas” para resolver la crisis de los migrantes en la frontera con Bielorrusia. Añadió que Polonia, Lituania y Letonia pueden solicitar consultas en virtud del artículo 4 del tratado de la alianza.

Según el artículo 4, cualquier aliado puede solicitar consultas cuando, en opinión de cualquiera de ellos, su integridad territorial, independencia política o seguridad se vean amenazadas.

“No basta con que expresemos públicamente nuestra preocupación; ahora necesitamos medidas concretas y el compromiso de toda la alianza”, declaró Mateusz Morawiecki.

Migrantes atrapados entre Bielorrusia y Polonia

Miles de migrantes han viajado a Bielorrusia con la esperanza de cruzar a Polonia y Lituania, países que son parte la Unión Europea (UE), sólo para encontrarse atascados en una frontera con bajísimas temperaturas.

La UE acusa a Minsk de orquestar la crisis para presionar al bloque por las sanciones impuestas al país, pero Bielorrusia lo ha negado repetidamente. Algunos países en la región han advertido que el enfrentamiento podría convertirse en un conflicto militar.

El presidente ruso, Vladimir Putin, uno de los principales defensores del líder bielorruso, Alexander Lukashenko, dijo que Rusia estaba dispuesta a ayudar a resolver la crisis de los migrantes.

Morawiecki dijo que los líderes de la UE discutirían más sanciones contra Bielorrusia, incluyendo el cierre completo de la frontera. Añadió que la UE debería financiar conjuntamente un muro fronterizo.

Policía polaca en la frontera

Mientras tanto, las fuerzas polacas describieron una situación cada vez más tensa en la frontera, con la Guardia de Fronteras diciendo que los migrantes estaban recibiendo instrucciones y equipo de los guardias bielorrusos y que esperaba otro “gran intento” de atravesar la frontera.

Imágenes publicadas en Twitter por el Ministerio del Interior de Polonia mostraban lo que parecía ser un cañón de agua desplegado en la frontera, mientras un mensaje grabado advertía a los migrantes de que se podría usar la fuerza contra ellos si no seguían las órdenes.

La ONG Grupa Granica dijo en un comunicado que había recibido información sobre intentos de Bielorrusia de obligar a los migrantes a utilizar la violencia contra los agentes polacos. “Debido al riesgo de escalada de violencia, queremos recordar a todas las partes que los migrantes no son agresores, sino rehenes del régimen de Lukashenko”, escribió.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *