Publicado en Destacado, INTERNACIONAL, NACIONAL.

En su paso por Oaxaca, este fin de semana se presentó un altercado entre migrantes. Por otra parte, la Guardia Nacional cerró la carretera y tuvieron que caminar ante la imposibilidad de abordar tráileres y plataformas.

La caravana migrante continúa su paso por el estado de Oaxaca, no sin altercados entre migrantes y enfrentar las bajas temperaturas nocturnas por el frente frío numero 8.

En Oaxaca, representantes de la organización Pueblos Sin Fronteras expulsaron a varios integrantes de la caravana migrante que agredieron a un joven centroamericano, a quien presuntamente querían asaltar.

La alerta la dieron los propios migrantes, que vieron cómo los agresores golpeaban al joven, a quien tuvieron que llevarse en una ambulancia, al centro de salud de Matías Romero.

Eran ladrones o no sé. No sé si por robarme, no sé si sean ladrones o qué, pero me pegaron todos juntos, traían navaja”, dijo un migrante lesionado.

Cuando fueron identificados, los integrantes de la Comisión de Seguridad, los retiraron del contingente, pero ante la resistencia de los presuntos agresores, comenzó la violencia.

Hubo intercambio de insultos, golpes y palos que, después de varios minutos de violencia dejó al menos cuatro personas lesionadas.

“La cosa es que aquí no se les trata mal porque sean migrantes, pero tampoco se les da una preferencia porque sean migrantes, si cometen un error, si cometen alguna anomalía, igual se les entrega a la Policía o se les entrega a Migración”, dijo Irineo Mujica, vocero de Pueblos Sin Fronteras.

Tras el altercado, la caravana reanudó la marcha a través de la carretera Transístmica.

La Guardia Nacional cerró la carretera y tuvieron nuevamente que caminar ante la imposibilidad de abordar tráileres y plataformas.

Soportan el frío

Antes de su salida, los integrantes de la caravana migrante pasaron la noche más fría desde que salieron de Tapachula por los efectos del frente frío número 8.

Yadira, una migrante salvadoreña pudo conseguir una chamarra para cubrir a su hijo de un año.

Pobladores de Matías Romero llevaron café, pan y atole caliente para ayudarlos a soportar las bajas temperaturas, en las que durmieron a la intemperie.

“Hicimos un atolito, pan, pañal que trajimos para los niños, dulces, por eso venimos, pero gracias a Dios ya compartimos con ellos, porque lo necesitan, como seres humanos, lo necesitan”, comentó Lilia Avendaño Gasca, representante de una iglesia Cristiana.

Este domingo, la caravana migrante llegó a la población de Piedra Blanca, en el municipio de San Juan Guichicovi, Oaxaca.

 

 

Con información de Jorge Morales.

LLH

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *