Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

Un parlamento de Portugal aprobó este viernes una ley en la que se prohíbe a los jefes de las empresas hablarles a sus empleados fuera del horario laboral.

La ley habla sobre el derecho que tiene el trabajador, en caso de que el empleador los contacte deberá ser acreedor a una fuerte multa pues es considerado una falta grave según un código laboral de aquel país.

Con esta ley también se prohíbe que los jefes pidan a sus trabajadores fotografías, sonidos o textos, algo que se implementaba en algunos lugares de trabajo para conocer la ubicación de sus empleados.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *