Publicado en Destacado, INTERNACIONAL, NACIONAL.

Según especialistas de la UNAM, la población mundial registró hasta 6 kilos de más por el confinamiento de Covid-19, pero los mexicanos subieron 8 kilos.

El confinamiento por la Covid-19 sigue causando estragos, el aumento de peso es uno de ellos y de acuerdo con datos de expertos de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), la población mundial aumentó seis kilos en promedio, mientras que los mexicanos aumentamos ocho kilos.

El próximo viernes 12 de noviembre se conmemora Día Internacional contra la Obesidad. En México, tres cuartas partes de la población adulta, es decir, tres de cada cuatro adultos, padece sobrepeso u obesidad, mientras que 35 % de los niños en edad escolar y 38 % de los adolescentes presenta esta condición, advierte Ana Lilia Rodríguez Ventura, académica de la Facultad de Medicina de la UNAM.

Ana Lilia Rodríguez Ventura, es especialista en endocrinología pediátrica y alerta que un niño tiene un riesgo de 40 % de presentar adiposidad si uno de sus padres la padece y se duplica a 80 % si ambos padres están afectados.

Obesidad, la pandemia

Según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), México tiene una de las tasas más altas de obesidad de entre los países integrantes de ese organismo. Además, 34 por ciento de personas obesas sufren la etapa mórbida , el mayor grado de esta enfermedad crónica. El organismo internacional coloca a México en el segundo lugar de los países con mayor índice de obesidad.

Estragos de la obesidad

Con el paso del tiempo, la obesidad, puede ocasionar disfunción del páncreas con consecuencias tales como estados prediabéticos o diabetes; hígado graso o esteatosis hepática no alcohólica; en mujeres, síndrome poliquistosis ovárica en el cual se manifiesta desregulación de hormonas y se dificulta la presencia de embarazo.

En el caso de las niñas, la obesidad, induce a que liberen hormonas sexuales y se adelante la pubertad; por ejemplo, a los seis años podrían iniciar el desarrollo mamario y no a los ocho años cuando debe comenzar, de acuerdo a los expertos.

También se presentarían repercusiones como reflujo gastroesofágico, asma severa, apnea obstructiva del sueño -roncar mucho y de pronto dejar de respirar-, además de alteraciones ortopédicas y daño renal.

En los niños este problema provoca envejecimiento prematuro y el desarrollo de una diabetes de adulto, es decir tipo 2, hipertensión o algún cáncer.

Durante el confinamiento derivado de la Covid-19, la población mundial presentó aumento de peso promedio de seis kilos en adultos, mientras que en la población mexicana fue de ocho kilos, debido a que empeoraron los hábitos alimenticios en general, advirtió la experta de la UNAM.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *