Publicado en Destacado, NACIONAL.

Los conductores afirman que hay otros factores que propician los percances, relacionados con la capacidad y atención del chofer, entre ellos tratar de mantenerse despiertos.

Tras el accidente en la autopista México-Puebla, un chofer de tráiler narra las dificultades del trayecto y las condiciones en que trabajan para mantenerse despiertos.

“El tramo de aquí a la ciudad es muy peligroso, si no manejas despacio el carro se te va a ir y ya no lo para uno”, dijo Benito Miranda, conductor de trailer.

La autopista México-Puebla, administrada por Caminos y Puentes Federales, es considerada las más peligrosa del Valle de México, seguida por la Toluca-Palmillas y la México-Pachuca, según el Anuario Estadístico de Accidentes en carreteras federales.

Desde hace seis años esta carretera tiene un promedio de 100 accidentes al año, solo en el tramo que va de Río Frío a la Caseta San Marcos, según datos de Capufe. Los usuarios lo atribuyen a la gran cantidad de curvas que tiene su trazo, los 6 grados de inclinación que tiene su pendiente y la gran cantidad de vehículos que ingresa al día.

“La Caseta San Marcos está en mal ubicación, por qué, porque está en la pendiente más fuerte de esta carretera, entonces yo pienso que deberían de hacerla más para adelante, donde esté recto”, destacó Benito Miranda, conductor de trailer. 

Benito Miranda es conductor de un tráiler de doble remolque. Lleva 20 años en el negocio. En Punto lo acompañó en uno de sus recorridos. Ahí platicó lo que considera son deficiencias en el trayecto que ocasionan accidentes como el del pasado 6 de noviembre, donde murieron 17 personas.

“Las carreteras a veces no tienen los letreros suficientes donde te dicen de baja velocidad, peligro, pendiente peligrosa”, agregó Benito Miranda, conductor de trailer.

Para este conductor, hay otros factores que propician los percances, relacionados con la capacidad y atención del chofer.

“Habemos operadores que no estamos capacitados, no sacamos nuestra licencia, no vamos a cursos. También tenemos ese detalle de las empresas no les dan el suficiente mantenimiento a sus unidades. Son tiempos que nos presionan nosotros como operadores y pues que haces, te descuentan si llegas tarde y el accidente obviamente se causa porque llevamos durmiendo ya vamos cansados”, agregó Benito.

Benito admite que deben mantenerse despiertos de cualquier modo para cumplir con las entregas.

“Sí nosotros no nos drogamos, vamos durmiendo, nos gana el sueño. Tomamos refresco, café, pastillas sedalMerck, son pastillas que nos recomiendan”, enfatizó el conductor Benito.

En este tramo de río frío a la Caseta San Marcos, la carretera solo cuenta con cuatro rampas de emergencia, pero la más cercana a la caseta, a 2 km de distancia, no se encuentra en optimas condiciones.

“Aquí es por lo regular donde se dejan descolgar y si la verdad si están muy peligrosas lo dejas ir y para que quieres aquí es por lo regular donde se quedan sin frenos”, refirió el conductor de trailer.

La carretera México-Puebla establece que un conductor debe ir a un máximo de 80 kilómetros por hora, y si se trata de uno de carga a un máximo de 60. Sin embargo hay transportistas que llegan hasta los 77.

“Como este que viene aquí atrás de mí va fuerte mira, va como a 70”, describió.

De los 11 vehículos involucrados en el impacto del sábado, la Fiscalía del Estado de Mexico ya tiene identificados 5. También continúa la identificación de las 17 víctimas calcinadas. Se ha tomado muestra genética a 17 personas y familiares de 9 posibles víctimas se han acercado a las autoridades, una de ellas llegó desde Guadalajara.

“Fue mi hija Mayte Velázquez, su novio Didier y la tía Gladys, ellos llegaron a México a la basílica y de ahí llevaban a la tía a que conociera Veracruz. Mi hija es de Guadalajara, su novio y su tía son de Colombia, me hicieron la prueba de ADN y yo lo que quiero saber es quién va a responder. Me dijeron que 12 horas para los exámenes la prueba y luego a ver qué va a pasar”, enfatizó Teresa Rivas, madre de presunta víctima.

 

Con información de Abraham Reza y Jorge Ulloa

KAH

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *