Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

Una cápsula de la compañía estadunidense SpaceX procedente de la Estación Espacial Internacional (ISS) en la que viajaban cuatro astronautas cayó a última hora del lunes frente a la costa de Florida, según la retransmisión en directo difundida por la NASA.

Frenada por la atmósfera terrestre, así como por cuatro enormes paracaídas, la cápsula Dragon pudo soportar el vertiginoso descenso gracias a su escudo térmico.

Un buque recuperó la cápsula, de cuya escotilla emergieron los astronautas.

Como medida de precaución, fueron colocados en camillas y evacuados a tierra por medio de un helicóptero.

Desde su llegada el 24 de abril a la ISS, la tripulación, formada por dos estadunidenses, un francés y un japonés, ha realizado cientos de experimentos y ha ayudado a mejorar los paneles solares de la estación.

Los cuatro astronautas a bordo de la cápsula Dragon, bautizada como Endeavour (esfuerzo), se desacoplaron de la ISS a las 14H05 horas (1905 GMT), anunció la NASA.

A continuación, el Endeavour dio una vuelta alrededor de la ISS durante aproximadamente una hora y media para tomar fotografías.

Esta es la primera misión de este tipo desde que una nave espacial rusa Soyuz realizara una maniobra similar en 2018.

La cápsula Dragon tiene una pequeña ventana circular en la parte superior de su escotilla delantera a través de la cual los astronautas pueden tomar fotografías.

La vuelta a Tierra de la Crew-2 se retrasó un día por los fuertes vientos.

El mal tiempo y lo que la NASA denominó un «problema médico menor» han retrasado el lanzamiento del siguiente grupo de astronautas, la misión Crew-3, previsto para el miércoles.

Hasta entonces, la ISS sólo estará habitada por tres astronautas, dos rusos y un estadunidense.

SpaceX comenzó a dar a los astronautas servicio de taxi a la ISS en 2020, lo que puso fin a nueve años de dependencia de Estados Unidos de los cohetes rusos para el viaje tras el fin del programa del transbordador espacial.

La tripulación también se enfrentó a un último reto en su viaje de vuelta a casa.

Los cuatro tuvieron que usar pañales después de que se detectara un problema con el sistema de gestión de residuos de la cápsula.

No tuvieron acceso a un retrete durante unas 10 horas, desde el momento en que se cerró la escotilla a las 17H40 GMT hasta después del amerizaje, unas 10 horas después.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *