Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

Más de 10 mil caballos salvajes serán sacrificados para proteger el Parque Nacional Kosciuszko en Nueva Gales del Sur, Australia.

Australia planea sacrificar a más de 10 mil caballos salvajes que se encuentran en el Parque Nacional Kosciuszko, informó el Departamento de Planificación, Industria y Medioambiente de Nueva Gales del Sur.

Hay “evidencia de que la distribución y abundancia de caballos salvajes en el parque está causando impactos negativos significativos en los valores ambientales” en el parque, justificó el departamento al informar que actualmente hay 14 mil 380 animales en el lugar.

Los autores del proyecto recordaron que la presencia de especies invasoras y animales salvajes son uno de los problemas más graves para proteger la naturaleza en Australia.

En especial, señalaron, la gran cantidad de caballos salvajes, cuya presencia provoca daños importantes en la vegetación, en las pequeñas vías fluviales de los prados alpinos, y en diversas especies de flora y fauna autóctonas, como la amenazada rata de dientes anchos.

Ante esta situación, expertos realizaron un plan para ayudar en la conservación del Parque Nacional Kociuszko, el cual propone crear tres áreas en esta área protegida. En una de ellas, que ocupa el 32 por ciento de la zona, se mantendría una población estable de tres mil caballos, cifra a cumplir antes del 30 de junio de 2027.

En la segunda área, que representa el 21 por ciento del parque, se retirarían o sacrificarían todos los caballos salvajes presentes actualmente. Finalmente, en la tercera, donde actualmente no hay ejemplares, se establecerían normas para evitar la entrada de estos animales.

El plan también contempla controlar la natalidad de los caballos salvajes, así como el traslado de algunos ejemplares a zonas sin problemas ambientales y donar otros caballos a particulares para la domesticación.

En tanto, se buscará asegurar el bienestar animal y reducir el sufrimiento de los caballos afectados, por lo que, de acuerdo con el proyecto, serán sacrificados mediante disparos desde el aire, con el apoyo de un helicóptero.

Exigen no sacrificar caballos salvajes en Australia

Miembros de la Academia Australiana de las Ciencias enviaron una carta a Matt Kean, ministro de Medio Ambiente de Nueva Gales del Sur, donde señalaron que sacrificar 10 mil caballos salvajes en el parque no salvaguardará el medio ambiente en el espacio protegido.

“Los humedales alpinos continuarán degradándose, incluso con un número muy pequeño de caballos salvajes. Kosciusko no puede comenzar a recuperarse de la sequía, los incendios forestales extensos y el pastoreo excesivo si, como se propone actualmente, se mantiene una población de tres mil caballos salvajes”, se lee en el documento.

También una organización no gubernamental de Australia realizó una campaña para presentar propuestas que mejoren el proyecto oficial de gestión de los caballos salvajes en el Parque Nacional Kosciuszko y evitar su sacrificio.

Sin embargo, hasta ahora, los creadores del proyecto del parque nacional no han tomado una decisión concreta sobre lo qué se hará con los caballos salvajes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *