Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

La empresa Celtic Renewables, convierte los residuos de la fabricación del whisky en productos químicos y combustibles fabricados en las refinerías.

La empresa del profesor Martin Tangney, Celtic Renewables, convierte los residuos de la fabricación del whisky en el tipo de productos químicos cotidianos y combustibles que normalmente se fabrican en las refinerías de petróleo, sin perforar en busca de combustibles fósiles. Esto incluye una novedosa alternativa a la gasolina que sustituye directamente a la gasolina que alimenta la mayoría de los coches tradicionales.

Martin Tangney, CEO Celtic Renewables:

Esta tiene que ser la COP en la que dejemos de hablar sobre por qué tenemos que abordar el cambio climático y decirles a todos cómo; cómo lo hacemos, cómo lo pagamos, cómo va a suceder. Una hoja de ruta. Una estrategia. No un ejercicio en el establecimiento de objetivos.

El whisky se elabora a partir de cebada, levadura, agua y deja granos de cebada gastados, conocidos como draff, y un agua azucarada llamada pot ale.

La empresa Celtic Renewables, convierte los residuos del whisky en los productos químicos y combustibles que se fabrican en las refinerías.

Los desechos a menudo se eliminan como alimento para animales o incluso se bombean al mar. Recientemente, el fabricante de whisky escocés Glenfiddich anunció que estaban procesando sus desechos para producir metano que luego se utiliza para alimentar sus camiones de reparto especialmente adaptados.

Celtic Renewables dice que su producto es un combustible de reemplazo directo para un motor de gasolina estándar no modificado.

Martin Tangney, CEO Celtic Renewables:

Podemos tomar residuos de industrias como la del whisky y convertirlos en productos de alto valor, a saber, butanol, que en realidad se está utilizando para impulsar este automóvil en este momento.

Residuos del whisky pueden convertirse en gasolina

El proceso de conversión de los residuos, conocido como fermentación ABE, produce acetona, butanol y etanol, productos químicos que se utilizan a diario en todo, desde la producción de combustibles y alimentos hasta medicamentos y cosméticos. Productos químicos que podrían utilizarse en el futuro, siempre que se produzcan de forma sostenible, según Tangney.

La fermentación ABE fue en un momento una gran industria global, pero finalmente cerró debido a la competencia de los petroquímicos y el costo de las materias primas, un problema que Celtic Renewables dice haber resuelto con su proceso patentado que se basa en desechos orgánicos en lugar de cultivos de alto valor.

Martin Tangney, CEO Celtic Renewables:

Esto está hecho de carbono vivo. Esencialmente proviene de un residuo de una industria que es una de las industrias más importantes de la economía escocesa y podemos tomar sus residuos y convertirlos en algo que necesitamos ahora mismo hecho de recursos sostenibles.

La planta de demostración de Grangemouth puede producir 1 millón de litros de productos bioquímicos sostenibles avanzados a partir de 50 mil toneladas de draff y pot ale y otras materias primas como patatas o casi cualquier residuo orgánico.

La compañía ahora planea construir 5 refinerías a gran escala en todo el mundo en los próximos 5 años y está pidiendo a los gobiernos e inversores que las respalden.

La empresa Celtic Renewables, convierte los residuos del whisky en los productos químicos y combustibles que se fabrican en las refinerías.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *