Publicado en Destacado, NACIONAL.

Elementos de la Guardia Nacional y un grupo de migrantes que iban en la retaguardia de la caravana, se enfrentaron con piedras y palos a la altura del kilómetro 142 a 3 kilómetros de distancia de la cabecera municipal de Pijijiapan, desde donde había salido la mañana de este jueves.

El saldo fue de dos uniformados severamente golpeados, una mujer y un hombre, en tanto no se registró ningún aseguramiento por parte del Instituto Nacional de Migración. Sin embargo, momentos antes, detuvieron a un grupo de aproximadamente 20 mujeres y niños y eso enfureció a los migrantes.

Los migrantes superaron en número a los uniformados, quienes se replegaron ante la lluvia de piedras y palos que les lanzaban, incluso dos elementos cayeron de una unidad y uno de ellos fue atrapado por los migrantes que en varias ocasiones lo golpearon.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *