Publicado en Destacado, REGIÓN SUR.

Aparentemente esto se da en medio de una discusión entre la madre del menor, ella pidió apoyo con su actual pareja para sustraer al menor a cualquier costo.


Familiares del occiso señalan que fueron la madre del menor y su actual pareja quienes dieron muerte a Juan García

Pajapan, Ver.-De un certero balazo en el corazón, fue asesinado el joven campesino Juan García Cruz, cuando se opuso a que su ex mujer, y su actual pareja, se llevaran por la fuerza a su hijo de tres años de edad.

El dramático hecho se dio en el poblado de Úrsulo Galván, en el municipio de Pajapan, a unos 40 minuto de Coatzacoalcos. Por el ataque, Carlos García López, padre del finado, también salió lesionado y lucha por su vida en un hospital de Coatzacoalcos.

LOS HECHOS

Todo comenzó por un pleito entre Juan García Cruz, y su ex pareja, Daniela Santos Fiscal, alias “La Chole”, con domicilio conocido en Cerritos, Chinameca. Ellos dos formaron una pareja hace algunos años, pero en 2019 se separaron. De ese corto matrimonio, nació un hijo varón que actualmente cuenta con tres añitos, y al que La Chole abandonó para irse a vivir la vida de rumbas.

El menor C.G.S quedó al cuidado de su padre, abuela y tías, mientras La Chole se daba la gran vida paseando y viviendo al máximo.

Al saber esto, la familia Juan García Cruz estuvieron conformes conque ella dejara de visitar a su hijo y no resultara una mala influencia o en algún riesgo para el menor.

EL REGRESO DE “CHOLE”

Pero hace unos meses, ella regresó a sus vidas y comenzó a tratar de recuperar el tiempo perdido con el hijo que abandonó con sus suegros.

La familia del pequeño, sin embargo, no le cerró las puertas y la dejaban que viniera a visitarlo y que hubiera convivencia, pero no la dejaban que se lo llevara, pese a su insistencia de llevarlo a su casa para cuidarlo algunos días.

Así fue durante unos meses, incluso, trataban bien a la mujer y le daban toda la apertura para que no se sintiera desplazada, y que poco a poco se reconstruyera la confianza.

EL MACABRO PLAN

La mañana del domingo todo cambió. La Chole llegó a la casa de su ex pareja para ver a su pequeño, ahí estuvo largo rato, hasta la tarde, que los demás integrantes de la familia se juntaron y comenzaron a convivir con la oveja negra que trataba de volver al redil, sin saber las verdaderas y los bajos propósitos de la mujer.

Cerca de las ocho de la noche, las hermanas del difunto se percataron que su hermano y Daniela comenzaron a reñir intensamente.
Daniela se salió de control, se puso violenta y amenazó con hacerles daño si no le entregaban a su hijo para llevárselo de una vez y para siempre. Ahí comenzaron a discutir más fuerte.

Al parecer, en ese inter, ella hizo llamadas o mandó mensajes a su actual pareja, Obed Torres Alonso, igual originario de Cerritos, pues el sujeto llegó a la casa del difunto de manera intempestiva, a bordo de un taxi de Minatitlán, del que descendió escoltado de tres sujetos más y comenzó a pelear para que el padre entregara al menor.

Al parecer, venían preparados para todo, pues llegaron en un taxi de fuera que los apoyaría a sustraer al menor. Al notar que traían armas de fuego, el joven Juan se interpuso mucho más para evitar que su hijo fuera privado de la libertad por su propia madre y sus amigos malandros.

Fue ahí que Obed Torres tomó su arma nueve milímetros y le disparó al padre del menor de edad, causándole la muerte de al menos tres disparos en el pecho, uno le dio directo en el corazón.

Carlos García López, abuelo del menor, se metió a defender a su hijo y a evitar que se llevaran al niño, y también recibió varios plomazos que lo mantienen entre la vida y la muerte en la sala de urgencias médicas del Comunitario de Coatzacoalcos.

Más familiares de los afectados comenzaron a salir de sus casas al oír los disparos para apoyar a los afectados, por lo que los atacantes mejor se escaparon, sin lograr llevarse al niño. Al sitio llegó la policía para buscar a los agresores pero no hubo resultados.

PIDEN JUSTICIA POR LA MUERTE DE JUAN

Alejandrina Cruz Enríquez, madre del finado y esposa del lesionado, exigió justicia, “queremos que el gobierno haga justicia y que den con los asesinos”. Lorenza García Cruz, hermana del finado, alzó la voz, “esperamos que busquen a Daniela, que dé la cara para que diga por qué vinieron a matar a mi hermano, queremos que entregue a los asesinos”.

El caso ha generado gran indignación en los poblados de Pajapan, donde las dos víctimas son muy conocidos, al ser gente trabajadora que no causa problemas, y que siempre ayudan a sus vecinos cuando tienen problemas.
Docenas de personas se volcaron al funeral de Juan García Cruz para solidarizarse con el dolor de sus deudos.

“Tenemos muy malo a mi papá, lo tuvieron toda la noche del domingo en el hospital de Tonalapan, pero al parecer no hay equipo allá y se lo llevaron para el de Coatza”, dijo Lorenza quien pide justicia y apoyo para que su padre salve la vida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *