Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

Un niño de 10 años de edad perdió la vida el jueves al dispararse accidentalmente con un arma de fuego que encontró dentro del vehículo de su mamá en Houston, Texas.

De acuerdo con las autoridades de Houston, la víctima y un primo, de 11 años de edad, encontraron la pistola cuando la mamá del niño le pidió buscar algo en el auto.

Al hallar el arma, los niños empezaron a jugar con ella provocando que accidentalmente se disparara e hiriera al menor de 10 años; aunque de inmediato fue trasladado a un hospital, las heridas fueron graves y le provocaron la muerte.

El departamento de policías de Houston investiga cuál de los dos menores estaba manipulando el arma al momento del disparo y a quién pertenecía, pues el dueño podría enfrentar cargos por manejo irresponsable de fusiles.

En Estados Unidos los casos de muertes accidentales por armas de fuego son comunes debido al fácil acceso a ellas en el país del norte, por lo que varias organizaciones han pedido regular su venta.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *