Publicado en Destacado, NACIONAL.

Las autoridades del gobierno de Puebla informaron que hay 14 personas hospitalizadas, ocho de ellas graves, por la explosión en una toma clandestina de un ducto de Pemex que se registró en San Pablo Xochimehuacan y que dejó un muerto y 45 casas destruidas.

En la conferencia de prensa encabezada por el gobernador Miguel Barbosa, el secretario de Salud estatal, José Antonio Martinez, informó que 17 personas fueron hospitalizadas por la explosión en la toma clandestina y que el mismo día de ayer se dio de alta a tres adultos que presentaron quemaduras de primer grado.

“Hoy tenemos 14 pacientes hospitalizados, ocho graves, cinco intubados, se consideran clínicamente como el gran quemado, son pacientes muy muy graves, tenemos seis pacientes delicados”, dijo el secretario de Salud.

La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) informó que en la zona cero de la explosión hay desplegados nueve binomios canófilos para localizar cuerpos o personas atrapadas para agotar hasta el último instante las posibilidades.

Barbosa decretó dos días de luto por la explosión en la toma clandestinay ordenó colocar moños negros en todas las oficinas de gobierno de Puebla.

Transformador ocasionó la explosión en Puebla

Javier Gonzalez del Villar, director de Pemex Logística, indicó que la explosión de la toma clandestina ocurrió a las 2:50 de la madrugada del domingo.

A las 2:50 se registraron aproximadamente cuatro explosiones de diferentes magnitudes en el lugar con un radio de 800 metros, originadas por la acumulación de gases. Se incendió al tener contacto con algún punto de ignición, probablemente un transformador eléctrico que fue lo que ocasionó la explosión.

Explosión en toma clandestina destruyó 45 casas

La secretaria de Gobierno de Puebla, Ana Lucía Hill, dijo que se habilitaron dos albergues en la secundaria federal Adolfo López Mateos, con 81 personas, y el Templo de los Mormones, con 34 personas.

Hill también dijo que con el uso de tecnología satelital se han identificado 45 viviendas colapsadas o con daños estructurales graves debido a la explosión en la toma clandestina, 32 viviendas con daño estructural moderado y 107 viviendas con daños superficiales o en acabados. Además, hay una escuela que sufrió daños y están en espera de la evaluación para ver si abren sus puertas.

En la zona de la explosión murieron además un gato, un perro, un borrego y 10 animales de diferentes especies.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *