Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

Un joven de 20 años de edad se sometió a una cirugía para agrandar su pene y tiempo después lo metió a un un tubo de PVC, en el cual se le atoró y tuvo que ser intervenido quirúrgicamente, en la ciudad de Bangkok, Tailandia.

El hecho causa polémica en medios internacionales y redes sociales luego de que se publicara que bomberos y médicos intentaron liberar el miembro del hombre del tubo de PVC, difundiéndose incluso imágenes del hecho, y es que el sujeto justificó a los médicos que «intentaba medir su miembro con el tubo».

La identidad del joven no fue revelada pero se aprecia en las imágenes preocupado ante el incidente, siendo atendido en un hospital donde los bomberos utilizaron pinzas, cierra eléctrica y mucho gel lubricante para a liberar el miembro del hombre, e insertaron una sábana para evitar que se cortara parte de su pene.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *