Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

William George Davis, de 37 años de edad, originario de Hallsville, Texas, fue detenido y hallado culpable de homicidio en un juicio en el que fiscales buscaban que le fuera impuesta la pena de muerte, luego de matar a cuatro pacientes varones tras inyectarles aire después de una cirugía de corazón.

El  jurado del condado de Smith en Texas lo declaró culpable después de que las investigaciones demostraran que asesinó a los cuatro pacientes en el Christus Trinity Mother France Hospital, arrojando que las víctimas identificadas como John Lafferty, Ronald Clark, Christopher Greenway y Joseph Kalina, sufrieron problemas neurológicos inexplicables y fallecieron.

En tanto que la defensa de William George aseguró que su cliente es un chivo expiatorio y fue culpado solo por encontrarse en el hospital cuando ocurrieron los fallecimientos, aseverando que es inocente.

El caso conmociona al país y pese a que se dio la sentencia, las investigaciones podrían reabrirse tras una posible apelación aun cuando hay pruebas de que una vez que William George Davis fue detenido cesaron las muertes en el hospital.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *