Publicado en Destacado, NACIONAL.

Alec Baldwin aseguró que su corazón estaba roto luego de haber matado accidentalmente a la directora de fotografía Halyna Hutchins con un arma de utilería durante el rodaje de la película «Rust».

Halyna Hutchins, de 42 años, falleció el jueves en un hospital de Nuevo México, donde rodaban la película en la que Baldwin es protagonista.

Según los investigadores, «parece que la escena que se filmaba involucró el uso de un arma de fuego de apoyo cuando fue disparada».

Tras la tragedia, el actor publicó una serie de tuits en los que expresa su sentir sobre la situación y donde asegura que está cooperando con las autoridades en la investigación.

El actor fue interrogado por detectives del condado de Santa Fe el jueves después del incidente. «Él ofreció sus declaraciones y respondió sus preguntas. Vino de forma voluntaria, y dejó el edificio después que terminara el interrogatorio», informó a la AFP Juan Rios, portavoz del sheriff.

El accidente, en el cual también resultó herido el director de la película Joel Souza, ocurrió durante una escena en el Rancho Bonanza Creek, una locación famosa para rodaje entre los cineastas de Hollywood.

Hutchins «fue transportada en helicóptero al Hospital de la Universidad de Nuevo México, donde fue declarada muerta por el personal médico», agregó el departamento del sheriff.

Souza fue llevado a un centro médico para ser atendido de emergencia pero según tuiteó Frances Fisher, actriz de la película, fue dado de alta.

Nadie ha sido arrestado por el caso ni tampoco se han presentado cargos, informó el despacho del sheriff. Los investigadores están interrogando a los testigos.

Baldwin, de 63 años, fue «visto llorando» por un periodista del diario Santa Fe New Mexican luego del interrogatorio de los detectives.

El diario publicó una foto en la que se lo ve impactado en el estacionamiento del departamento del sheriff.

En una declaración enviada a la revista Variety, el sindicato International Cinematographers Guild calificó la muerte de Hutchins como una «noticia devastadora» y como una «pérdida terrible».

Baldwin, de 68 años de edad, es coproductor de la película y tiene un papel protagónico interpretando a un bandolero llamado Rust, cuyo nieto de 13 años de edad es condenado a prisión por una muerte accidental.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *