Publicado en Destacado, ESTATAL.

Xalapa, Ver. 22 de octubre 2021.- La menor de 17 años de edad, Jeniffer Valeria, fue drogada por un sujeto que la contactó a través de las redes sociales y mantuvo retenida por al menos dos horas.

La madre de la chica, Reyna Hernández Suárez, sospecha que su hija habría sido víctima de abusos físicos y sexuales, pues cuando fue localizada se detectaron signos de violencia física.

De acuerdo con el propio testimonio de la menor, el sujeto de 18 años de edad, fue a recogerla al salir de la escuela para llevarla a un lugar desconocido y ofrecerle Tequila en varias ocasiones. Ella afirma haber quedado inconsciente y no recordar nada después de haber bebido dos vasos de alcohol.

“Fue el 29 de septiembre salí con un muchacho que contacté por Instagram, yo no quería hasta que accedí pasó por mí a mi escuela y luego nos fuimos a caminar y me ofreció tequila, yo solo le recibí dos medias tapitas, de ahí yo estuve escupiendo todo el tequila”, explicó la propia Jeniffer.

La madre de Jeniffer asegura que su hija fue víctima de varios delitos y acusa que las autoridades han hecho caso omiso para abrir una investigación profunda, explicó que tras hacerle una valoración médica a la menor, se determinó que no hubo abuso sexual por lo que no existe delito que perseguir, según la Fiscalía.

“Recibo una llamada donde me pregunta que si era yo familiar de Valeria, me dijeron que tenía que ir yo a recogerla porque no podía caminar y me dijeron que porque estaba tomada”, señaló la madre de Jeniffer.

Jeniffer estuvo desaparecida entre las 7:15 y las 9 de la noche del pasado 29 de septiembre, asegura haber ingerido poco licor y quedar inconsciente, la valoración médica arrojó que estaba bajo los influjos de sustancias ilegales, pero no se ha determinado cuales.

“Sacaba espuma por la boca, los ojos grandotes, no parpadeaba para nada, ella estaba drogada, yo la encontré revolcada, sucia, con las manos cortadas pero no quise revisarla más, en el hospital con el protocolo la revisaron, tenía huellas en la espalda, tenía moretones, tenía raspados los codos”, señaló.

La angustiada madre de Jeniffer pide celeridad en la investigación del caso, puesto que sospecha que su hija fue utilizada para delitos desconocidos.

“Necesito saber qué es lo que le pusieron, qué es lo que le hicieron porque realmente hasta donde ella tiene conocimiento pudo haberle hecho cualquier cosa”, comentó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *