Publicado en ACAYUCAN, Destacado, Principal.

Era trabajador del DIF de la actual administración municipal; de corazón humilde, muy servicial y amante de las causas nobles

Félix Martínez Urbina.- Gran consternación ha causado la terrible noticia del joven oriundo de Acayucan Fernando Aparicio, esto al darse a conocer su descenso a través de redes sociales por amigos muy cercanos y familiares.

El joven quien estaba siendo atendido por médicos especialistas perdió la vida al ingresar al Hospital General de Oluta – Acayucan.

Fernando Aparicio se desempeñaba dentro del DIF de Acayucan como auxiliar de presidencia sin embargo siempre decía «no soy de un solo cargo aquí se hace de todo, y es bonito porque así conoces cada área, cada función, siempre he dicho si te rentas para algo es porque sabes que puedes con el paquete sino mejor quédate en tu casita».

Fue su carisma, su gran sentido de humor de ver siempre el lado positivo de las cosas y su compromiso en desempeñar su trabajo que lo llevó a ganarse la confianza, cariño y respeto de sus compañeros.

Inició en el año 2018 en la regiduría de la doctora Guadalupe Valencia Valencia, quien lo invitó a formar parte del proyecto de Ciudad a la Vanguardia donde aceptó orgullosamente. Durante los primeros meses participó de la mano con el DIF bajo la dirección de e Wilka Aché Terui con quien compaginó al ser una institución enfocada a la familia; meses más tarde y por cuestiones de salud decide hacer un espacio en el ámbito laboral, le di detectado un problema de hígado graso que requirió unos meses para su recuperación.

A su regreso decide hacer un cambio en el ambiente laboral y opta por unirse al DIF Municipal, ahí se forma como parte del equipo pero también como secretario particular de Wilka Aché Terui a quien tuvo en todo momento una gran admiración por su compromiso de servir a la humanidad y ser una mujer tan disciplinada, refería.

Dentro del DIF Fernando Aparicio vivió con gran alegria los múltiples eventos y actividades donde logró participar, sus compañeros de trabajo se volvieron parte de su familia y velaba por cada uno, siempre con gran atención.

En el cambio de dirección del DIF Municipal, se encuentra con su nueva jefa, así le llamaba “la jefa” Rosalba Rodríguez Rodríguez, con quien compaginó desde el primer minuto. Con gran alegría y entusiasmos portaba la camiseta del DIF, pero también del PRD pues decida estar contento y feliz por darle la confianza de ser un líder joven en su colonia.

Su amabilidad y la forma de llegarle a las personas era única, con abrazos y palabras exactas, lograba cambiar una cara de enojo a una sonrisa. Contribuyó en diversas actividades con el Club Rotaract Acayucan, donde entregó dulces, juguetes y regalos a niños, entre ellos en la Navidad del Niño Indígena 2019.

“Cara de Sal” o “Yamileth” como también le decían al interior del DIF sus amigos todos ellos quienes hoy lloran su partida, indican que lo llevarán siempre en sus corazones al ser una persona única que soñó con la continuidad del gran trabajo de Rosalba Rodríguez y de ver a su Acayucan más fortalecido.

Por ello quienes conformamos la Agencia de Noticias Golfo Pacífico, pedimos a Dios brinde pronta resignación a sus familiares y de la fuerza necesaria a cada uno de sus amistades. ¡Gracias por todo Yami!

Descanse en Paz mi querido amigo, Fernando Aparicio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *