Publicado en Destacado, NACIONAL.

Desde el pasado 27 de septiembre se realizan las exhumaciones masivas, familiares de desaparecidos han acudido al estado con la esperanza de encontrarlos

Norma es fundadora del colectivo “Caminando por los Ausentes de Tamaulipas”, llegó a Saltillo, Coahuila, con la esperanza de identificar a su hija entre los restos que se exhuman desde el pasado 27 de septiembre en las fosas comunes del panteón “La Paz”.

Su hija Yanel Madal, desapareció el 28 de octubre de 2011 en Ciudad Madero, Tamaulipas.

“Mi hija tenía 18 años, era una joven madre soltera, la cual salió de compras a una tienda de farmacia y ya no regresó a la casa. Dejó una niña de 3 años en aquel entonces ahorita actualmente mi nieta tiene 13 años, 10 años sin saber de ella, o sea nunca vamos a descansar, vamos a seguir de pie, como decimos con la esperanza y luchando por encontrarla”, narró Norma Cedillo, madre de desaparecida.

Humberto también acudió a la exhumación de cuerpos, forma parte del colectivo “Familias Unidas” y desde el 2010 busca a su padre Rolando Morales quien desapareció al salir a la tienda.

“Tratamos de rescatar a personas que sean identificadas y puedan ser entregadas con sus familiares para pues, que calme un poco este dolor que hemos tenido comentó yo, ya tiene 11 años mi papá desaparecido y pues tengo conciencia de que pueda estar mi papá entre esto verdad y pues para poder cerrar este ciclo pues espero encontrarlo de la forma que, pues que sea, ya sea en vida o muerte”, Humberto Morales, hijo de desaparecido.

En el panteón la Paz de Saltillo, se realiza la cuarta exhumación con enfoque masivo con la que se busca recuperar 250 cuerpos. Hasta hoy, se han identificado más de 100 personas que habían sido reportadas como desaparecidas a través de la excavación sistematizada de los últimos 24 meses.

“La expectativa es recuperar un número mínimo de 254 cuerpos, vamos en tiempo según la aproximación que teníamos planeada y el plan de trabajo de intervención, las familias continúan de la mano con nosotros en este proceso, ellos todos los días documentan desde la entrada al panteón, como se recupera el cuerpo, en qué condiciones, en que coordenadas está la fosa, pues sin duda es un ejercicio que fortalece los trabajos”, Yezka Garza Ramírez, Coordinadora del Centro Regional de Identificación Humana de la Comisión de Búsqueda del Estado de Coahuila.

Mientras se realizan los trabajos de exhumación, personal del Centro Regional de Identificación Humana, realiza toma de muestras referenciales a los familiares de personas desaparecidas, para enriquecer la base de datos genéticos que son comparados con los cuerpos que son recuperados de fosas comunes.

En la capital de Coahuila la recuperación de restos concluye esta semana, iniciando el próximo 25 de octubre una quinta etapa de exhumaciones masivas en el panteón de Ramos Arizpe.

 

Con información de Juan Andrés Martínez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *