Publicado en Destacado, NACIONAL.

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El presidente Andrés Manuel López Obrador rechazó que el caso de Rosario Robles Berlanga, sea un acto de venganza de su gobierno y consideró que si el juez federal que ayer ordenó prisión preventiva contra la exfuncionaria federal, recibió una orden o actuó por consigna “debería ser sancionado».

“A nosotros nos están ahora resolviendo casos en el Poder Judicial donde no estamos de acuerdo, antes no sucedía, pero eso demuestra que se avanza en la separación de los poderes”, aseveró.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *