Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

La misión espacial que inció este sábado 16 de octubre tendrá una duración de 12 años a los alrededores del gigante gaseoso

La NASA lanzó con éxito este 16 de octubre la nave espacial Lucy, en una misión principal de 12 años para explorar siete asteroides diferentes: un asteroide del cinturón principal y seis asteroides troyanos en la proximidad de Júpiter.

El despegue tuvo lugar según lo previsto, a las 9.34 UTC, a bordo de un cohete United Launch Alliance V 401 desde la plataforma del Complejo de Lanzamiento Espacial 41 de la Estación de la Fuerza Espacial de EEUU de Cabo Cañaveral en Florida.

Hora y media después del lanzamiento, y 30 minutos tras la separación de la nave y la última fase del cohete, se desplegaron los enormes paneles solares gemelos de Lucy. Se confirmó la adquisición de la señal y Lucy empezó a operar con su propia energía para dar inicio a su viaje para llegar a los asteroides troyanos.

Más allá del cinturón de asteroides hay «fósiles de formación planetaria» conocidos como asteroides troyanos. Nombrados en honor a personajes de la mitología griega, estos asteroides giran alrededor del Sol en dos enjambres, con un grupo delante de Júpiter en su camino y el otro detrás de él. Lucy será la primera nave espacial en visitar estos asteroides. Al estudiar estos asteroides de cerca, los científicos esperan perfeccionar sus teorías sobre cómo se formaron los planetas de nuestro sistema solar hace 4 mil 500 millones de años y por qué terminaron en su configuración actual.

¿Por qué se llama misión Lucy de la NASA?

La misión toma su nombre del ancestro humano fosilizado (llamado «Lucy» por sus descubridores) cuyo esqueleto proporcionó una visión única de la evolución de la humanidad. Asimismo, la misión Lucy revolucionará nuestro conocimiento de los orígenes planetarios y el nacimiento de nuestro sistema solar hace más de 4 mil millones de años.

La nave está equipada con grandes paneles solares que, una vez estén conectados y completamente extendidos, podrían cubrir un edificio de cinco pisos. Lucy, la decimotercera misión del Programa Discovery de la NASA, requiere estos grandes paneles solares, ya que funcionará más lejos del Sol que cualquier misión espacial anterior impulsada por energía solar. Durante su gira de 12 años por los asteroides troyanos, la nave espacial Lucy trabajará a una distancia récord de 853 millones de kilómetros del Sol, más allá de la órbita de Júpiter.

El despliege de paneles solares era un momento crítico tras el lanzamiento de la misión y se completó 1 hora y 26 minutos después del lanzamiento, tras la separación de la nave espacial de la última fase del cohete impulsor.

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *