Publicado en Deportes, Destacado, INTERNACIONAL.

La liga afirma que los Nets pueden sancionar al base con 328.000 euros por cada partido que se pierda, pero el sindicato de jugadores discrepa

Los Brooklyn Nets, uno de los principales aspirantes al título de la NBA la próxima temporada, no pueden contar con Kyrie Irving en los partidos que se disputen en su cancha. El base de 29 años es reacio a vacunarse como ha hecho el 95 o 96% de los jugadores de la NBA, según el dato aportado por la presidenta del sindicato (NBPA), Michele Roberts. La NBA no obliga a vacunarse a sus jugadores, pero las leyes de Nueva York y San Francisco exigen la vacunación, al menos una dosis, para acceder a los recintos cerrados.

La situación de Kyrie Irving se ha convertido en una pesadilla para los Nets y para la Liga. La temporada empieza el 19 de octubre y los equipos ya disputan los primeros partidos amistosos de preparación. Los Nets, que perdieron el primero en Los Ángeles ante los Lakers por 123-97, disputaban el segundo este viernes, 1.30 del sábado en España, contra Milwaukee Bucks, vigente campeón y precisamente el rival también de los Nets en el primer partido de liga que disputarán el 19 de octubre, aunque será en la ciudad de Wisconsin. Kyrie Irving no fue inscrito para el amistoso y tampoco participó en los entrenamientos que su equipo ha efectuado en su pabellón, el Barclays Center. Sí había participado en los entrenamientos que realizaron los Nets la pasada semana durante una concentración en San Diego.

La NBA mantiene que, según un acuerdo con el sindicato de jugadores, aquellos que se pierdan partidos por “causas no razonables” dejarán de percibir un porcentaje de su salario. En el caso de Kyrie Irving, por cada partido de ausencia dejaría de percibir 380.000 dólares, unos 328.000 euros. Si se perdiera todos los partidos de los Nets en Brooklyn esta temporada, además de los dos programados contra los Knicks, en el Madison Square Garden de Nueva York, Irving podría dejar de ingresar 17 millones de dólares, 14,7 millones de euros. Su contrato, firmado en 2019, asciende esta temporada a 34,9 millones de dólares, 30,1 millones de euros.

Roberts, la presidenta del sindicato de jugadores, discrepa de la posición que mantiene la NBA en este caso. “Han estado informando que hemos acordado que si un jugador no puede jugar porque no se ha vacunado, podría serle detraído un porcentaje de su ficha. No estamos de acuerdo. Ya veremos”.

Irving, cuyo contrato finaliza en 2023, está en situación de poder negociar una extensión de su contrato por cuatro años y 187 millones de dólares (161 millones de euros). Después de que Kevin Durant firmara en agosto la extensión de su contrato hasta 2026, el director deportivo de los Nets, Sean Marks, dijo ser optimista sobre la renovación de Kyrie Irving, pero en este momento las conversaciones están congeladas. Tanto Kevin Durant como James Harden, otra de las figuras de los Nets, han manifestado su deseo y esperanza de que Kyrie Irving compita con el equipo esta temporada.

Wiggins se vacuna finalmente

Andrew Wiggins, alero de Golden State Warriors, reacio inicialmente, optó por recibir la vacuna contra la covid. Señaló que se sintió obligado a ello. “Las únicas opciones eran vacunarse o no jugar en la NBA”, dijo el canadiense. “Fue una decisión difícil. Con suerte, funcionará a largo plazo y en 10 años todavía estaré sano”. Explicó también que es el único miembro de su familia que está vacunado. “No es algo en lo que creamos”, precisó. “Ellos saben que tenía que hacerlo. Todo se reducía a vacunarse o a no jugar al baloncesto. Tengo 26 años. Tengo dos hijos. Quiero más niños. Estoy tratando de hacer algo que genere tanto dinero como pueda para mis hijos y mis futuros hijos, [crear] riqueza generacional. Así que me arriesgué y, con suerte, estaré bien”.

Los jugadores no vacunados deberán seguir un protocolo establecido por la NBA que, además, les ha informado que aquellos que infrinjan la cuarentena en Toronto, sede los Raptors, se enfrentan a un delito. Los jugadores no vacunados solo pueden salir del hotel para las actividades del equipo. Según la Ley de Cuarentena de Canadá, las infracciones podrían ser castigadas con hasta seis meses de prisión y multas de 750.000 dólares, 648.000 euros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *