Publicado en Destacado, NACIONAL.

Gonzalo Iván Durán Chincoya, quien consiguió una diputación local en Veracruz con Morena, primero dijo que era homosexual y ahora «se aprovecha» que la palabra «compañere» se puso de moda para pedir que le digan «diputade», señaló la activista Jazz Bustamante.

En entrevista, acusó que el legislador «no tiene ética ni principios» y simplemente utiliza un vacío legal que hay en en la ley  para buscar tener mayores posibilidades de asegurar un escaño como diputado plurinominal del partido en el poder.

La integrante de Observatorio Nacional de Crímenes de Odio recordó que cuando era precandidato se auto nombró  homosexual y después tratando de sacar ventaja de la resolución del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) cambió su registro.

Ante esa situación ella interpuso una queja ante el Tribunal Electoral del Estado de Veracruz (TEEV) porque consideró que Gonzalo Iván solo usó esa oportunidad para «subir dos escalones» y «ahí es en donde tumban a una mujer por el tema de paridad de género».

Incluso sostuvo que la propuesta de una Ley de Identidad de Género que dice que tiene como agenda e impulsará, es algo que ya se logró a través de litigios estratégicos y reformas que a las activistas de la diversidad sexual les ha llevado años.

«Lo que debería de proponer es lograr certeza jurídica para las personas no binarias, aunque él no sea no binario, y van a decir ‘¿Tú quién eres para decir que es no binario?’ pues cuando él lo dijo y es más, hay videos».

En torno al llamado lenguaje inclusivo subrayó que si alguien pide que se le llame «flor del campo» ella le dirá «flor del campo» porque hay que respetar a las personas, siempre y cuando se asuman como tal y no solo sea porque busque el poder usando el término.

«Se está aprovechando del marketing político y social que causa mucha controversia, luego de que la jovencita cuando dice lo de  «compañere» y se hizo viral (…) Y de ahí lo está utilizando».

El «diputade» se vale de una situación que ha costado sangre, que ha costado vidas de personas homosexuales, transexuales y no binarias, y mientras no exista una figura jurídica de ese tipo lo que él dice seguirá siendo una utopía, puntualizó la entrevistada.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *