Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

Un saldo preliminar de un niño de 10 años herido en el rostro y un hombre de unos 45 años con herida de bala en la cabeza, dejó el ataque armado la noche de ayer en pleno centro de Iguala.

El hombre y el menor murieron tras ser baleados  justo cuando se celebraba una misa en vísperas de la celebración patronal de San Francisco de Asís y se efectuaba un festival afuera del templo.

Los hechos ocurrieron justo a un costado del ayuntamiento del lugar, a pesar de que en el momento se efectuaban  actividades con la participación de niños, en el marco del Festival Cultural «Yohuala».

El incidente causó pánico entre la población debido a que lo que menos se esperaban era una balacera; cientos de personas aguardaban a la presentación de un grupo folclórico de Colombia en la explanada, cuando de forma repentina se empezaron a escuchar los balazos y se tiraron al piso, ante el grito de la moderadora del evento de «¡agachense!»:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *