Publicado en Destacado, Especial, INTERNACIONAL.

El derrumbe de la estructura del cono parece haber unido las bocas eruptivas del volcán, lo que está provocando un mayor caudal de salida de lava

La lava del volcán de Cumbre Vieja, en la isla española de la Palma, afecta ya a unas 400 hectáreas y el delta marino que ha formado en su caída al mar ocupa una superficie de casi 29.7 hectáreas, según la información actualizada este lunes por el Departamento de Seguridad Nacional (DSN).

El derrumbe parcial anoche de la estructura del cono parece haber unido las bocas eruptivas del volcán, lo que está provocando un mayor caudal de salida de lava, que alcanza en determinados puntos casi un kilómetro de anchura máxima.

La ceniza afecta principalmente a la vertiente sur de La Palma y no se descarta que partículas más finas de ceniza puedan alcanzar la isla de El Hierro, señaló el DSN.

Ante la merma en la calidad del aire en zonas próximas a la colada se decidió el desalojo del personal científico y de emergencias, así como de los vecinos que fueron a recoger enseres de sus viviendas.

Según esta fuente, las calidades del aire en las zonas no evacuadas cercanas a la emisión del volcán se encuentran dentro de los niveles de normalidad.

El domingo se emitieron 16,000 toneladas de dióxido de azufre (SO2), según el Instituto Volcanológico de Canarias (Involcan), una cantidad que podría ser incluso mayor debido a las limitaciones que tienen las medidas realizadas con sensores ópticos remotos tipo miniDOAS en posición móvil terrestre (con la instrumentación montada en un vehículo en movimiento), explicó el Involcan en redes sociales.

El interés de monitorizar el dióxido de azufre responde a que la emisión de este parámetro geoquímico está “estrechamente” relacionada con la tasa de emisión de magma de este tipo de sistemas volcánicos, añadió el Involcan.

Si se observa una tendencia descendente de este parámetro geoquímico durante el proceso eruptivo será una señal “inequívoca” de que la erupción se acerca a su final, explicó.

En cuanto a la prestación de servicios básicos, el suministro eléctrico y de telecomunicaciones opera con normalidad, no así el abastecimiento de agua potable y de riego, que se ha visto afectado en algunas localidades de El Paso y Los Llanos de Aridane.

Para garantizar el riego de las plantaciones afectadas, se espera que hoy lleguen a la Palma dos plantas desaladoras portátiles que se instalarán en el área de Puerto Naos y se ha trasladado desde la península un buque cisterna con capacidad para 30.000 metros cúbicos que permitirá aumentar el caudal de agua para riego.

Continúa la actividad sísmica en la isla

El Instituto Geográfico Nacional (IGN) ha localizado a primera hora de este lunes un terremoto de magnitud 3.7 en Fuencaliente, a unos 11 kilómetros de profundidad, tras una noche de alta actividad sísmica.

Otro de magnitud 3,4, también a primera hora, localizado en Mazo a 13 kilómetros de profundidad, ha sido sentido por la población.

Entre el otro terremoto de 3.7, localizado a una profundidad de 12 kilómetros en el suroeste de la Villa de Mazo, sobre las 20.15 horas del domingo, y este último, registrado a las 7.20 horas de hoy, el IGN ha contabiliza hasta 40 temblores, todos ellos repartidos entre Mazo y Fuencaliente.

Con información de EFE.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *