Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

Al menos unas 90 viviendas resultaron quemadas y suman más de 2 mil 500 personas afectadas

90 viviendas completamente quemadas, 120 dañadas, 4 heridos y más de 2 mil 500 personas afectadas, es el trágico saldo que dejó un voraz incendio en la isla hondureña de Guanaja, archipiélago que forma parte de Islas de la Bahía, en el Atlántico hondureño, ubicada a más de 298 kilómetros de la capital hondureña Tegucigalpa, que incluye un viaje en lancha de por lo menos cuatro horas.

“Casi se nos fue lo que es la mitad de la isla”, dijo una damnificada.

“Guanaja es una isla con más de ocho mil personas y lamentablemente el incendio ha sido en el cayo principal donde viven alrededor de dos mil 500 personas”, indicó Max Gonzáles, ministro de COPECO Honduras.

Los esfuerzos por evitar la propagación del fuego fue arduo, pero debido al intenso viento, se necesitó el apoyo de dos helicópteros, 4 aviones, 2 buques logísticos, una lancha patrullera, 4 lanchas de acción rápida y 12 brigadas médicas que trasladaron vía aérea a los quemados e intoxicados a la capital hondureña. Aún se trabaja para dilucidar responsabilidades.

“Los orígenes y las causas de este incendio, ya los equipos de la oficina de la OFCI, ya están pues listos, verdad, para empezar a hacer el trabajo de investigación en estos lugares”, mencionó Mayor Guerrero, elemento del Ejército de Honduras.

“Y gracias al Señor que estamos con vida, Dios nos dio esa fortaleza para estar de vuelta de vida porque era una gran, una cosa que pasamos que nunca habíamos pasado en esta isla”, comentó una damnificada.

“La experiencia fue fea. Perdimos todo. Yo perdí dos casas. Estamos en la calle. Que nos ayudaran, porque sí lo necesitamos”, dijo un damnificado.

El daño es evidente, una gran parte de la isla ha quedado en cenizas y escombros, lo que ha obligado a las autoridades a habilitar dos albergues, además de la ayuda humanitaria que continúa llegando a la isla para apoyar a los ciudadanos que lo perdieron todo.

Con información de Lisa María Lou

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *