Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

Luego de permanecer durante más de 15 días enfrentando infecciones en el cerebro que lo dejaron inconsciente, murió un menor tras acudir a un parque acuático de Arlington, Texas.

El menor asistió al lugar con su familia y posteriormente su salud mermó; comenzó a enfrentar temperaturas de más de 40 grados, por lo cual fue hospitalizado ante la incertidumbre.

Fue más de dos semanas después, que los médicos confirmaron que el niño había adquirido una ameba comecerebros,  en un juego acuático del parque público “Don Misenheimer”, en el sur de la ciudad.

Confirmaron que el menor contrajo una “Naegleria fowlerial» tras refrescarse en un juego acuático que dispara chorros de agua, conocido como «splash pads», parásito que le ocasionó una infección cerebral y la muerte 100 horas después.

Finalmente, autoridades locales confirmaron que empleados del parque no registraron consistentemente ni realizaron las pruebas de calidad del agua que se requieren antes de que las instalaciones abran cada día.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *