Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

En las doce horas que siguieron al fuerte terremoto de magnitud 5.8, la zona registró más de 50 réplicas, siempre superiores a la magnitud 3

Un nuevo terremoto de magnitud 5.3 en la escala de Richter volvió a sacudir este martes la isla griega de Creta, tras una noche con decenas de réplicas que siguieron al sismo que ayer dejó un muerto, 35 heridos y a cientos de personas en la calle.

Este último temblor sacó de nuevo de sus casas a los vecinos que pudieron permanecer en ellas en la región de Heraclión, aunque en las doce horas que siguieron al fuerte terremoto de magnitud 5.8, la zona registró más de 50 réplicas, siempre superiores a la magnitud 3.

El Instituto Geodinámico del Observatorio de Atenas informó hoy de que el seísmo, con una profundidad focal de 10.7 kilómetros, se produjo a las 07.48 hora local (04.48 GMT).

Su epicentro se situó de nuevo en la isla, a 23 kilómetros al sureste de la capital cretense, Heraclión.

Aunque Protección Civil aseguró hoy que el terremoto de magnitud 5,8 fue probablemente el temblor principal, aconsejó a los vecinos que eviten entrar a cualquier edificación que haya sufrido daños, por menores que parezcan.

Centenares de afectados pasaron la noche en las 80 tiendas de campaña con capacidad para una veintena de personas que la Unidad Especial de Desastres (EMAK) y la Cruz Roja levantaron en una explanada frente al Centro de Exposiciones de Arkalojori, el área más afectada, donde falleció sepultado por la cúpula de una iglesia la hasta ahora única víctima mortal de este desastre.

El fallecido era un hombre de 62 años que se encontraba realizando trabajos de restauración en el pequeño templo. Cuando los Bomberos consiguieron sacar su cuerpo de entre los escombros, ya estaba inconsciente.

A pesar del grave peligro de nuevos derrumbamientos, muchos vecinos prefirieron dormir en sus vehículos o en las plazas locales, por miedo a posibles saqueos, a pesar de que las autoridades han reforzado la presencia policial.

Tan sólo en las primeras horas tras el sismo un millar de edificios fue declarado inhabitable, incluyendo el centro de salud de Arkalojori, que ha sido trasladado a una gran tienda de campaña.

 

Con información de EFE.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *