Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

El empresario Alejandro Rosario Manuel Leguizamón, de 55 años de edad, fue condenado a 50 años de prisión por abusar sexualmente de sus cuatro hijas desde que iban al jardín de niños, en General Pacheco, Argentina.

El sentenciado declaró ante las autoridades que está enamorado de sus hijas y aseguró que todo es parte de un plan de complicidad entre su exesposa y sus hijas para perjudicarlo y quedarse con su fábrica.

En una carta escrita a puño y letra por él mismo, reconoció que cometió incesto al declarar que abusó de sus propias hijas.

Alejandro Rosario Manuel Leguizamón es dueño de una fábrica de membranas; vivía en Castelar Sur junto con su esposa y once hijos.

Actualmente, sus hijas víctimas de abuso tienen Romina, 32 años; Soledad, 30; Carolina,  29 y Evangelina, 27, quienes al conocer la sentencia, estallaron en llanto, luego de enfrentar durante años un proceso que finalmente fue concluido y estremeció a un país.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *