Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

Calvin Barrett de 64 años de edad, se reencontró con su madre Molly Payne de 85 años luego de estar separados por 60 años.

La madre y el hijo finalmente se comunicaron después de que la hija de Barrett, Mackenzie Barrett, hiciera una prueba de ADN de ascendencia que marcó una coincidencia con el sobrino de Molly Payne, Stephen Payne.

Payne había conocido a Bob Barrett, su esposo, en la década de 1950 mientras estaba en el ejército estadunidense con sede en el Reino Unido.

Payne había enviado cartas escritas a mano a sus hijos, así como regalos de Navidad y cajas de recuerdos, pero sus hijos nunca las recibieron.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *