Publicado en Destacado, ESTATAL.

En el centro de la ciudad de Veracruz los robos a casa habitación son cada vez más, los vecinos ya no saben qué hacer y dicen tener miedo porque los delincuentes actúan con total impunidad.

Uno de los afectados narró que a su domicilio se han metido tres veces en los últimos dos años, la más reciente hace un mes, cuando le destruyeron vidrios de las ventanas y tubería de cobre.

Los ladrones se llevaron dinero en efectivo, joyas, aparatos tecnológicos, electrodomésticos y otros productos personales que tenía al interior.

«Una vez se metieron y rompieron todos los cristales  de tres coches que tenía; uno de la compañía en la que trabajaba; otro propiedad mía; y otro de mi hijo; extrajeron los radios y se los llevaron».

En otra ocasión al parecer durmieron a uno de sus hijos con alguna sustancia desconocida, ingresaron a su cuarto y se llevaron zapatos, una computadora y dinero.

Indicó que hasta el momento los hechos no han  sido denunciados porque en la mayoría de las personas prevalece el temor a la misma autoridad.

«Tardan bastante (los policías) tiene uno que llamar al 911, y cuando llegan te empiezan a entrevistar a ti que cuánto ganas, cómo es, quieren la descripción del individuo, a veces no lo ve uno; son tantos datos y engorros, además tiene uno miedo de denunciar, he preguntado con otras personas y están horrorizadas, tienen miedo denunciar».

Sin embargo reconoció que es necesario presentar las denuncias ante la Fiscalía General del Estado (FGE) para que la autoridad haga su trabajo.

Los habitantes de la zona aseguran que se trata de individuos centroamericanos que coludidos con veracruzanos han formado bandas que se meten a las casas para hurtar. Y lo que más les indigna es que la misma policía los conozca y no haga nada.

El entrevistado puntualizó que los sujetos señalados como responsables han hecho sus guaridas en las múltiples viviendas que están abandonadas en el primer cuadro de la ciudad por lo que es urgente que los propietarios se hagan responsables de las mismas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *