Publicado en Destacado, ESTATAL.

El embarazo es una situación especial ante el COVID-19, señaló Manuel Agustín Salazar Sánchez, gineco-obstetra, expresidente del Colegio Veracruzano de Ginecología y Obstetricia y expresidente del Colegio de Médicos del Estado de Veracruz

.Aseveró que el organismo materno reconoce como algo nuevo, esto hace que haya una disminución de las defensas de las embarazadas y esto favorece que se presenten enfermedades.

Destacó que de ahí la importancia de que se cuiden mucho este sector de la población para evitar infecciones y el COVID-19 no es la excepción.

Detalló que las personas que padecen COVID-19 presentan los mismos síntomas que puede tener una persona no embarazada, pero el  riesgo son los abortos o partos prematuros.

Indicó que a veces el caso de la embarazada se complica su situación respiratoria, se tiene que internar e incluso llega a una terapia intensiva , en algunos casos se tiene que optar  debe interrumpir el embarazo en una forma temprana o teniendo un bebé  prematuro.

El embarazo hace que hace que tenga dificultades para respirar y más si tiene COVID, señaló.

Recomendó  tener un control prenatal,  estar atenta a cualquier sospecha de COVID-19 como puede ser fiebre, catarro se debe acudir al médico; aunado a que la paciente pueda presentar contracciones, sangrado, salida de líquido transvaginal, dolores de parto de debe acudir a atención.

Aconsejó vacunarse contra COVID-19, ya que no está documentado algún efecto para el bebé por la vacunación, no se tienen datos de malformaciones por esta casusa.

Enfatizó que se han registrado muertes de embarazadas por COVID-19, por lo que es importante  quedarse en casa si no se tiene a qué salir, el uso de cubrebocas, el control prenatal y la vacunación.

Además, después del nacimiento del  bebé evitar la convivencia para evitar infectarlo.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *