Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

La mamá de Jinmirán, la niña de cuatro años de edad, originaria de Corea del sur, de los memes alista una demanda por lo que la imagen de la menor ya no podrá ser compartida; la pequeña le ha dado la vuelta al mundo gracias a su expresivo rostro.

Su madre informó que Jinmiran ya tiene contratos para anuncios publicitarios y para participar en algunos programas de televisión, tras volverse tendencia mundial por lo que solo sus padres tienen el derecho de reproducir o utilizarlas las imágenes de la pequeña.

Aseguró que cuenta con los derechos y busca demandar a todo aquel que siga distribuyendo los stickers o memes de Jinmiran sin autorización y sobre todo, si éstas son reproducidas con fines de lucro.

Cabe destacar, que pese a las quejas de la familia, su Instagram sigue público y se desconoce si en algún momento se decidirá que la cuenta de Jinmiran se vuelva privada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *