Publicado en Destacado, NACIONAL.

CD. VICTORIA, Tamps., (apro).- El Congreso del Estado planea modificaciones constitucionales con las que se prevé proteger con escoltas a los servidores públicos en funciones o retirados, entre ellos al gobernador, Francisco García Cabeza de Vaca, más allá del tiempo posterior equivalente al que ocupó en el cargo, lo que podría generarle seguridad de por vida, con cargo al erario.

La propuesta, presentada por el priista Florentino Aarón Sáenz Cobos, tiene, como evidente propósito, beneficiar al actual mandatario panista, que en septiembre del 2022 deja el cargo y quien, como algunos otros trabajadores de Tamaulipas que resultarán beneficiados, “se encuentran en riesgo” por su persecución y combate al delito, particularmente al crimen organizado.

En esta modificación a Leyes locales, que se promueve días antes de que termine el 30 de septiembre la actual legislatura de mayoría panista, antes de que ingrese la de mayoría morenista al día siguiente, daría servicio de guardaspaldas, así como coches y demás insumos para la eficiente protección del servidor público, sus parejas y familiares en primer grado mientras la Secretaría de Seguridad Pública en su evaluación lo considere necesario.

“No es un privilegio, es una imperante necesidad”, dijo Sáenz al mencionar que los servidores públicos deben contar con protección personal y la de su familia para actuar libremente contra los delincuentes.

La diputada Ester García Ancira, de Morena, criticó ayer la medida por su ambigüedad, pues la extensión de los plazos de protección pueden hacer que el Estado termine pagándoles de por vida la protección a sus servidores públicos.

Por su parte el panista Alberto Lara Bazaldúa, quien dijo que no conoce totalmente la propuesta, señaló que ya existe legislación que protege a los servidores públicos en la entidad dentro de la Ley de Seguridad Pública local que, en el caso del mandatario, debiera ser de seis años, sin que se conozca con precisión cómo se aplicaría el criterio de “condiciones de riesgo” que se alude en la propuesta para hacer efectiva una postergación de la protección.

Y señaló que si la evaluación así lo señala, la protección podría no prolongarse.

“Lo que dijo la diputada Esther tiene razón, en que es un principio de derecho que la ley se aplica retroactivamente para beneficio, pero en este caso no alcanzaría a aplicar a exgobernadores porque la protección se da por el mismo tiempo que duró en su encargo, es decir, seis años, los cuales están a punto de fenecer”.

“Suponiendo que un gobernador reclame seguridad para él y su familia, estará supeditada a la evaluación que haga la Secretaría de Seguridad Pública, es decir, se hace una evaluación de riesgo y si la misma no lo considera necesario, pues no se le brinda protección”, señaló el reynosense.

Se espera que la propuesta se vote hoy en el Congreso de Tamaulipas con el respectivo reglamento que la respalde.

Actualmente hay una orden de aprehensión en contra de García Cabeza de vaca por los delitos federales de lavado de dinero y delincuencia organizada, aunque con amparos ha conseguido seguir con la protección del fuero constitucional que le otorga su condición de gobernador.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *