Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

Una mujer fue acusada de matar a su hijo recién nacido y destrozar su cuerpo después del parto en una vivienda ubicada en Eggert Road, al norte de Nueva York.

Autoridades locales confirmaron que Andee Wright, de 30 años de edad, de Tonawanda, mató a su propio hijo de un golpe en la cabeza, y tras ser sorprendida, su propio novio llamó al 911 para reportar el hecho, ante lo cual la policía acudió y encontró el cuerpo del recién nacido dentro de un cubo de basura en el sótano de la casa.

La mujer fue acusada de dos cargos de asesinato en segundo grado, confirmó la Oficina del Fiscal de Distrito del Condado de Erie y enfrenta un máximo de 25 años a cadena perpetua.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *