Publicado en Destacado, INTERNACIONAL.

En la historia de la Casa Blanca, ninguna primera dama había desempeñado un empleo a tiempo completo. Iacopo Luzi nos cuenta que la primera dama Jill Biden cambió la historia este martes al regresar al aula a impartir clases.

Después de meses de enseñar escritura e inglés a estudiantes de colegios comunitarios de manera remota, la primera dama reanudó la enseñanza presencial este martes desde un aula en el Northern Virginia Community College, donde ha trabajado desde 2009 cuando Joe Biden era vicepresidente.

Ella es la primera dama en dejar la Casa Blanca y registrar horas en un trabajo de tiempo completo.

Jill Biden, la Primera Dama destaca que “hay muchas cosas que no se comunican a través de la pantalla de una computadora. Echaba de menos poder leer el lenguaje corporal de las personas cuando no se conectan con el material que estoy enseñando”.

La primera dama ha dicho que enseñar no es simplemente lo que ella hace, sino que representa lo que ella es.

Trabajar siendo primera dama es un hecho sin precedentes. Sus predecesoras no continuaron trabajando regularmente fuera de la Casa Blanca. Michelle Obama y Melania Trump, por ejemplo, no continuaron con sus carreras durante las presidencias de sus esposos.

Afirma que siempre le han encantado los sonidos de un aula, “el silencio que genera la posibilidad justo antes de que los estudiantes entren, el murmullo de ideas que rebotan mientras exploramos el mundo juntos, las risas y los pequeños momentos de sorpresa que encuentras en los materiales que he enseñado un millón de veces”.

Jill Biden dijo el año pasado que continuaría enseñando incluso si su esposo fuese presidente. Cuando fue segunda dama, Jill Biden siempre intentó mantener su identidad política fuera del aula y ha dicho que muchos de sus exalumnos en Virginia no tenían idea de que estaba casada con el vicepresidente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *