Publicado en Destacado, NACIONAL.

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que ayer se vivió un día de riesgos y tristezas, luego de que el desbordamiento del río Tula, inundó esa población del estado de Hidalgo y causó la muerte a 17 personas y posteriormente se registró un sismo de 7.1 grados con epicentro en el puerto de Acapulco que dejó un saldo de una persona fallecida en Guerrero.

En la conferencia mañanera, el mandatario presentó un balance de las afectaciones registradas el día de ayer en el centro del país frente a las lluvias y los movimientos telúricos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *