Publicado en Deportes, Destacado.

La nadadora de Vietnam Haven Shepherd sobrevivió a la bomba con la que se suicidaron sus padres; ahora es una atleta paralímpica que participa en los Juegos Paralímpicos de Tokyo.

Perdió ambas piernas cuando tenía poco más de un año de vida cuando sus padres se suicidaron detonando una bomba debido a que no podían mantener su relación a escondidas.

Los padres de la atleta se amarraron una bomba y sujetaron a la pequeña Haven en brazos antes de detonar el dispositivo y jamás pensaron que la menor sobreviviría y que  tras el incidente sería adoptada por una pareja estadounidense.

Desde pequeña, comenzó a practicar la natación, el crossfit y el modelaje, actualmente tiene 18 años y participó en la competencia de natación en la modalidad de pecho y combinado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *