Publicado en Destacado, Principal, REGIÓN SUR.

En una humilde vivienda del municipio de Nanchital rezan todos los días por el descanso de Carmen Mayo Sánchez, joven de 23 años que fue asesinada y enterrada en el patio de la cuartería donde rentaba, en la congregación de Mundo Nuevo, municipio de Coatzacoalcos.

El sospecho principalmente de este crimen es Eduardo, su pareja sentimental y padre de su hija la más pequeña.

Luego de haberle dado cristiana sepultura, el señor Carmelo Mayo, padre de la víctima pide justicia, que pague con cárcel el hombre que le arrebató la vida a su única hija.

“Yo quiero justicia que ese asesino lo agarren por favor, porque esa es una pena quiero que me lo agarren y que hagan justicia porque no es un animal que mató, era mi única hija que tenía yo”, expresó.

Este crimen fue descubierto por la dueña de la cuartería, ya que al memento que iba a sembrar unas plantas, se percató de un olor nauseabundo y vio una mano entre la tierra, alertando a las autoridades.

En un hueco, al pie de una planta de plátano con poca profundidad encontraron el cuerpo de Carmita, de acuerdo a sus familiares, estaba desnuda y maniatada.

LO QUERÍA DEJAR PERO LA AMENAZABA DE MUERTE Y LA CHANTAJEABA CON SU HIJA

Amadilia Martínez, madrastra de Carmita expuso que la joven ya quería dejar a Eduardo porque la golpeaba, sin embargo vivía amenazada y chantajeada con no volver a la hija de ambos.

“Carmita me había platicado que el hombre la había amenazado de muerte y que le había dicho que si la dejaba la iba a matar y ella decidió regresar con él porqué, la amenazó, porque si no volvía la iba a matar, y a la niña no se la quería dar.

Pero el calvario que vivía está joven se recrudeció cuando presuntamente este sujeto intentó violar a su hija la mediana, incluso los familiares dieron a conocer que interpuso una denuncia en la Fiscalía de Coatzacoalcos, pero apenas iba a proceder.

“Ella puso una denuncia por la niña que le quiso violar, pero ella le había dicho a la licenciada que ella tenía miedo y que por eso puso la denuncia, le dijeron que dentro de dos meses iba a salir su demanda, ella dijo van hacer justicia cuando ya me recojan muerta, pero ya de muerta para que, fue lo que ella le dijo a la licencia y si se cumplió, así fue”, relató la señora Amadilia.

EDUARDO BUSCABA SU COARTADA

Testigos refieren que el lunes 23 de agosto, Eduardo fue a la Agencia Municipal de Mundo Nuevo para solicitar asesoría por abandono de hogar, se victimizó porque supuestamente Carmen lo había abandonado junto a sola tres niños, y el miércoles 25 acudió a la casa de la familia de Carmen en Nanchital, para solicitar la ropa y el acta de nacimiento de la bebé.

Comentaron que esos días anduvo como sin nada, posiblemente ella ya estaba muerta, ya que el jueves 26 de agosto que la localizaron estaba en estado de descomposición.

ABUELO MATERNO QUIERE LA CUSTODIA DE LA BEBÉ

Carmita como le decían de cariño dejó a tres niños, los más grandes ya se encuentran con su papá biológico, pero la niña de meses, hija de la pareja, la tiene una prima de la víctima, sin embargo el abuelo, don Carmelo quiere la custodia legal, en ella asegura ve a su hija y quiere protegerla.

“Que me den la custodia de la niña porque es la única que me va a quedar recuerdo de mi hija”, expresó

Este crimen ha conmocionado a los habitantes del Mundo Nuevo, principalmente por la forma en la que se cometió y el presunto responsable aún se encuentra prófugo de la justicia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *