Publicado en Destacado, ESTATAL.

Adultos mayores y de otras generaciones están acompañando a sus familiares mayores de edad a aplicarse la vacuna contra el COVID-19 en el municipio de Veracruz.

Juana María Fouchulén llegó al módulo del Club Naval para esperar a su nieto que recientemente cumplió 18 años, porque dijo que tiene la obligación moral de hacerlo.

«Estamos aquí en el cumplimiento, con el deber de la salud porque una gran responsabilidad para nosotros como familia; y yo como jefa del clan, que soy la abuelita y tengo 66 años, ya me vacuné y tengo que poner el ejemplo».

El biológico tiene un gran significado porque disminuye el riesgo de enfermarse de gravedad a todos, desde los más pequeños hasta los adultos mayores, expresó.

«Esto también es educativo y la educación comienza por cuidar la salud y todo lo que en sí engloba, mi nieto en ningún momento se opuso, él sabía que cuando le tocara tenía que venir con una actitud positiva, sabiendo que se va a vacunar pero que su responsabilidad es de cuidarse igual».

La gran respuesta que ha habido por parte del sector juvenil a la jornada de vacunación se debe en gran medida a todos los contagios y muertos que han visto durante el último año y medio de su vida, lo que los ha hecho asumir la responsabilidad que les corresponde, puntualizó.

«Es un aliciente  decir que ya estoy vacunado, es un refuerzo, no está de más y créame que si nos dijeran que después de esta vacuna nos dieran dos o tres gotitas todo el mundo lo va a hacer, porque sí tenemos el temor».

Cientos de personas han llegado a los centros de vacunación instalados esta semana la ciudad de Veracruz, destacando la gran participación de la población de 18 a 29 años de edad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *